¿El fin de las pelotas de goma en euskadi?

Las unidades de Seguridad Ciudadana de la Ertzaintza dejarán de usar pelotas de goma.
Ares asume “toda la responsabilidad” de la muerte de Íñigo Cabacas y ha pedido perdón a sus familiares
La autopsia confirma que un pelotazo mató a Cabacas:
Ha sido necesaria la muerte del joven Íñigo Cabacas para que las patrullas de Seguridad Ciudadana de la Ertzaintza deje de utilizar las pelotas de goma para disolver a los manifestantes en las protestas. Así lo anunció este jueves el consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares. De esta forma, a partir del 1 de enero de 2013 las unidades de la Ertzaintza tendrán prohibida la utilización de estas escopetas, aunque sí seguirán haciéndolo las unidades de Brigada Móvil. Cabe la posibilidad de que esta decisión tambien haya sido motivada.

Este anuncio contrasta con las declaraciones que hizo hace dos días la Consellería de Interior de Catalunya, cuyo titular es Felip Puig, cuando afirmó que la muerte de Cabacas no afectaría a la “metodología de trabajo” de los antidisturbios.

El titular de Interior ha ordenado que se elabore “con total inmediatez” un manual de instrucción para reforzar el control sobre el material antidisturbios y su utilización.

Ares ha realizado estas declaraciones ante la Comisión de Instituciones, Interior y Justicia del Parlamento vasco donde ha comparecido a petición propia, junto al Jefe de la Ertzaintza para dar explicaciones sobre el fallecimiento el lunes de Cabacas, que resultó gravemente herido durante los incidentes que se registraron en Bilbao tras la conclusión del partido Athletic-Schalke 04.


Ha añadido que asume “la responsabilidad política de todo lo sucedido”. Así, Ares también ha subrayado que el Gobierno vasco, los responsables de la Ertzaintza y él como consejero, asumen el compromiso de “máxima transparencia, rigor y eficiencia” en la investigación.

Diversas fuentes afirmán que el joven fue arrastrado y mas tarde disparado a bocajarro.
En este sentido, ha explicado que el miércoles ordenó que se abriera un expediente interno a todos los agentes que intervinieron directamente en la actuación policial para determinar si su actuación se ajustó o no a los procedimientos de trabajo de la Ertzaintza y en su caso, para depurar responsabilidades de acuerdo con el reglamento interno.

“Con independencia de lo que la investigación ahora en curso determine, lo que ha ocurrido fue fruto de una negligencia o de una fatalidad, en todo caso, lo cierto es que Íñigo ha perdido la vida”, ha afirmado.

Deja tu comentario