“En Radiotelevisión Valenciana se ha saqueado como en Emarsa”

Varias decenas de trabajadores de RTVV (Radiotelevisión Valenciana) se concentraron ayer jueves frente al despacho de Garrigues, la consultora encargada de gestionar el ERE en la empresa pública valenciana, para mostrar su disconformidad con los despidos previstos y exigir alternativas que respeten sus puestos de trabajo. Seis de estos trabajadores consiguieron hacer entrega en el despacho de Garrigues de un texto en el que expresaban sus demandas.

Portando una pancarta de lema “Els treballadors no son els culpables. RTVV pública, en valencià i de qualitat”, los concentrados denunciaron que, a pesar de ser ellos a quienes quieran hacer pagar los platos rotos, la mala situación por la que pasa la entidad es responsabilidad de quienes la han estado gestionando mal.


Según declaraciones a EuropaPress del presidente del comité de empresa, Vicent Mifsud, RTVV habría sufrido un saqueo por parte de sus gestores, siendo una “prueba clarísima” de ello la imputación del exdirector general de la entidad pública, Pedro García, en la trama Gürtel “por haber desviado al menos 7 millones de euros de los que se gastaron durante la visita del Papa a la trama Gürtel, e incluso por haber desviado a un familiar suyo, que también está imputado, 500.000 euros”. Mifsud añade que “no puede ser que en una empresa donde se ha saqueado como en Emarsa resulte que los que tenemos que pagar seamos los trabajadores”.

Los trabajadores consideran que el ERE pone en peligro un servicio básico para los valencianos, pues RTVV es un importante canal de difusión y promoción de la cultura y la lengua valencianas, y que habría que estudiar alternativas a los despidos, como la producción propia.

Deja tu comentario