Se quedan en casa. Gracias a la PAH

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha conseguido que  Banca Cívica acepte la dación en pago y un alquiler social de 200 euros para un matrimonio de sexagenarios, con un hijo mayor a su cargo, que no pudo pagar la hipoteca al enfermar el marido, que era autónomo.

Medio centenar de miembros de la PAH de Sabadell se han concentrado esta mañana ante la sede de Banca Cívica, en la calle Aribau de Barcelona, mientras una delegación ha entrado a negociar con los responsables de la entidad bancaria.


Según ha explicado una de las negociadoras de la PAH, el caso del matrimonio formado por Loli y Francisco “se ha resuelto favorablemente después de que la entidad bancaria haya rectificado su decisión inicial de no aceptar la dación total y el alquiler social”.

Loli y Francisco se compraron el piso en el barrio de San Julián de Sabadell en el año 1994 y solicitaron una hipoteca, por la que pagaban alrededor de mil euros mensuales, a la que hacían frente con los ingresos de Francisco, que trabajaba como autónomo reparando ascensores.

Hace tres años diagnosticaron a Francisco una enfermedad grave y durante un año no pudo trabajar y, como autónomo, dejó de tener ingresos, por lo que no pudieron hacer frente a los pagos de la hipoteca.


“Inicialmente, el banco aceptaba una dación parcial y una deuda pendiente a pagar a plazos de 12.000 euros y no quería saber nada de alquiler social”, ha explicado Mármol, que ha atribuido a la presión ejercida por la PAH que Banca Cívica haya aceptado hoy la dación total, que salda por completo la deuda, y el establecimiento de un alquiler social por 200 euros mensuales que permitirá a la familia continuar en su vivienda.

“Para nosotros es muy importante el alquiler social, porque en caso de desahucio las familias no pueden acceder al parque privado de viviendas y los pisos públicos están agotados en Sabadell”, ha dicho Mármol. La PAH de Sabadell está mediando actualmente en otros 80 casos de desahucios de viviendas por impagos de hipotecas.

Deja tu comentario