La solidaridad con los mineros amenazada por la policia

 

 

 

 

 

 

 

Clara Bruhl/VALENCIA/18.06.2012

A las 19:30h de esta tarde había convocada en la Plaza del 15-M (antigua Plaza del Ayuntamiento) una concentración solidaria para mostrar apoyo al colectivo minero, en huelga indefinida desde hace 22 días a causa de los recortes y los incumplimientos de los acuerdos en ayudas establecidos entre la Unión Europea y los mineros españoles.

El número de asistentes al acto se cifra en torno a unas 400 personas. Convocaban diversos colectivos. Se ha comenzado coreando consignas solidarias con el colectivo minero como “la lucha minera es la lucha obrera” o “solidaritat lluita minera”.

A continuación se ha leído a través de un megáfono la carta publicada hace un par de días por un minero en la que se mostraba y argumentaba la posición actual de la práctica mayoría de este colectivo. Después ha intervenido una mujer que había visitado recientemente las cuencas mineras asturianas y que ha aportado la visión que se tiene desde allí y ha instado a los presentes a la solidaridad, la unión y la lucha. Finalmente, una participante activa de la asamblea de magisterio y activista de Acontracorrent (sindicato universitario) ha leído un pequeño manifiesto en nombre de la asamblea de la Facultad de Ciencias Sociales.

A las 20:15h aproximadamente la concentración ha comenzado a avanzar en masa hacía la calle de la Paz, cortando las calles adyacentes a la Plaza del 15-M. La reacción de la policía nacional no se ha hecho esperar y en cuestión de minutos ya había cuatro furgones de antidisturbios equipándose para cargar tras los manifestantes. Antes de llegar al Teatro Principal algunas personas han comenzado a lanzar petardos y a colocar contenedores en medio de la calzada,como medida de protección ante la actitud amenazante de los policías, que se estaban poniendo los cascos y preparándose para cargar, lo que ha terminado de encender la mecha a los efectivos policiales.

En ese momento han empezado a acelerar el paso y a correr tras la manifestación, que se ha dividido en dos. Un primer grupo se ha dispersado a toda velocidad por las calles adyacentes. El resto se ha agrupado a las puertas de la sede de Bankia esperando ver cuál era el próximo paso de la Policía Nacional. Uno de los manifestantes asegura haber oído gritar a uno de los policías “¡a saco, hoy vamos a saco!”.

Finalmente, todos los participantes en la concentración se han marchado progresivamente, lo que no ha impedido a la Policía hacer identificaciones aleatorias a los que pensaban que podían estar involucrados con los altercados.

Un comentario

  1. Zar dice:

    Esto deja mas de claro quienes son los enemigos, a ver si de una vez este pueblo de subnormales que formamos se da cuenta y deja de dejarse pegar, vejar, someter, humillar….. por la gente que menos cociente intelectual tiene (los policías) y a su vez por los únicos que van armados, una vergüenza, el día que nos demos cuenta de que son el enemigo y respondamos a sus abusos defendiéndonos conseguiremos restaurar LA DEMOCRACIA !

Deja tu comentario