5000 activistas empapelan el Congreso.


5000 personas han acudido hoy a la llamada del movimiento 15M  y distintas plataformas (como la Coordinadora 25S) a participar en asambleas frente al Congreso, “empapelar” las vallas y, finalmente, “rodear” la Cámara, acción que se ha quedado en un intento después de que el dispositivo de antidisturbios impidiera el paso a los manifestantes.


Este martes era el día de arranque de unas movilizaciones que continuarán este jueves con “acciones de desobediencia civil descentralizadas” y concluirán el sábado con una manifestación que recorrerá las calles de la capital, desde Plaza de España hasta el Congreso. El objetivo es denunciar el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales y pedir la dimisión del gobierno de Rajoy en pleno, aún no se sabe si permanecerán después del 27 hasta conseguir este objetivo.

A diferencia de las anteriores convocatorias, este martes no se han producido cargas policiales, ni heridos ni detenidos. También ha sido la protesta menos numerosa, 2.000 asistentes según la Delegación de Gobierno y 5.000 según la Coordinadora 25S.

Rodeados de un gran despliegue de vehículos de los antidisturbios de la UIP, a las 17.30 ha empezado la preparatoria de la asamblea, donde se han unido alrededor de dos centenares de personas. Y ahí, frente a las vallas del Congreso y bajo la mirada de decenas de agentes y periodistas, los indignados han comenzado las dos asambleas que tenían previstas, una sobre los Presupuestos, la deuda y los recortes, y otra sobre el “proceso constituyente” que se está demandando desde los movimientos sociales.


Pese a que en un principio en las asambleas apenas había dos centenares de personas, conforme iba llegando la hora real de la convocatoria: las 20.30, los alrededores del Congreso se han empezado a llenar de miles de ciudadanos que acudían con carteles y pancartas dispuestos a protestar, una vez más, contra el rapto de la democracia por parte de los mercados, la invalidez de la constitución y la estafa de los Presupuestos del ejecutivo de Mariano Rajoy.

Deja tu comentario