La valenciana es la tercera autonomía con mayor incremento interanual del número de parados

El desempleo alcanza un nuevo récord durante el tercer trimestre de 2012. El paro en España supera por primera vez en la historia la tasa del 25 % al alcanzar ya a 5.778.100 personas, mientras que la Comunitat Valenciana rebasa la barrera de los 700.000 desocupados, con una tasa tres puntos por encima de la media española (28,1 %) y 26.600 nuevas personas sin trabajo respecto al segundo trimestre, 289 diarias. La gravedad de la crisis económica acentúa la destrucción de empleo en todos los sectores de actividad y la valenciana queda entre las autonomías con mayor repunte de esta lacra social, según constata la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La desocupación no da tregua porque el mercado laboral es incapaz de generar ofertas de empleo durante los meses de verano (incluido el sector servicios). La Comunitat Valenciana concluyó el mes de septiembre, último que contabiliza la EPA, con más desocupados tanto en el sector público como en el privado, como consecuencia de las políticas de recortes presupuestarias de las administraciones y del mayor número de expedientes de regulación de empleo (ERE) y despidos individuales tras la reforma laboral decretada por el Gobierno a principios de 2012. Las personas ocupadas en la Comunitat Valenciana disminuyeron un 1,1 % respecto al trimestre anterior, lo que significa que 20.600 ya no están ocupadas en este trimestre.


La tasa de paro juvenil alcanza el 52 % entre menores de 25 años en España

Un lustro después de comenzar la crisis económica, España continúa siendo una fábrica de parados, sobre todo entre la población más joven en edad de trabajar. Si una de cada cuatro personas siguió en paro durante el tercer trimestre de 2012, el índice de desempleo de los jóvenes -menores de 25 años-, aunque descendió 0,94 puntos respecto al trimestre anterior, se sitúa en el 52,34 % de este segmento de la población, que afecta a un total de 970.200 personas. El ejercicio podría concluir con más de un millón de jóvenes desocupados. Sin duda, están siendo uno de los colectivos más castigados por la recesión y así lo ha tenido que reconocer el propio Gobierno, que tampoco contempla un panorama demasiado optimista de cara al futuro. En el tercer trimestre, el paro de los chavales de entre 16 y 19 años aumentó en 6.400 personas, un 2,7 % más respecto al trimestre anterior, mientras que el de los jóvenes de 20 a 24 años subió en 6.300 personas (+0,87 %). El paro interanual se ha incremento en 52.200. De los más de 5,7 millones de gente sin trabajo contabilizados en España a lo largo del tercer trimestre, el 16,8% son jóvenes menores de 25 años y el 44,3%, parados de larga duración, otro de los colectivos que más está sufriendo con la recesión económica. Según el análisis realizado ayer por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, tras la reforma laboral ha habido 61.800 contratos indefinidos para emprendedores, de los que la mitad ha sido para jóvenes y han aumentado en un 25 % los contratos a tiempo parcial. También ha calificado de “esperanzador” que los contratos de formación hayan aumentado el 4 % desde la reforma del mercado de trabajo y que, de ellos, el 63 % haya sido para jóvenes con baja cualificación.

Deja tu comentario