Carta a “El País” de un médico del Servicio de Neurología del Hospital de La Princesa (Madrid).

Estimados periodistas,
Nos dirigimos a vosotros para denunciar el desmantelamiento del Hospital Universitario de La Princesa por parte de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.
En primer lugar queremos denunciar:
1. El señor Ignacio González ha mentido en su primera comparecencia pública. Ha dicho a los españoles que existe un plan para la “transformación” de nuestro hospital en un centro especializado en personas mayores. Los profesionales que allí trabajamos nos hemos enterado por la prensa. No existe dicho plan, nosotros estamos programando los tratamientos de los pacientes de los próximos meses. Pacientes que acuden de toda España para operarse por ejemplo de cirugía de la epilepsia del cual somos centro de referencia nacional.


2. Hemos acudido a la Consejería de Sanidad hoy, 1 de Noviembre a las 11:30 horas, para hablar con el Consejero de Sanidad, que daba la rueda de prensa para hacer público este plan a los medios. Hemos solicitado información para saber qué les decimos a nuestros pacientes y el señor Fernández-Lasquetty no nos ha recibido. No sólo no nos ha recibido sino que ha mandado al Director de Hospitales de Madrid, el señor Antonio Burgueño para hablar con nosotros mientras él salía por otra puerta.

3. El señor Burgueño nos ha demostrado que desconoce cómo se va a desmantelar nuestro hospital, que desconoce qué va a pasar con las 40 especialidades de prestigio de nuestro centro, que desconoce qué va a suceder con los alumnos de la Universidad Autónomaque vienen desde toda España a aprender a nuestro centro, que desconoce qué va a pasar a los Residentes, médicos con los primeros números de MIR que escogieron este hospital por ser uno de los mejores de España. La solución que nos ha ofrecido es denigrante y consiste en mantener reuniones diarias para ver cómo vamos desmantelándolo todo.
Nuestro hospital tiene 100 años de historia y un prestigio nacional e internacional ganado a pulso por equipos multidisciplinares sobradamente reconocidos.


Queremos denunciar que no se trata de un problema político contra el PP o el PSOE o cualquier partido. Lo que aquí está sucediendo es que de la crisis se está aprovechando una empresa privada que quiere quedarse con toda la gestión de la sanidad madrileña y ganar dinero con ello. Le han vendido eso a los políticos y ellos han debido de considerarlo lógico. Esto trasciende la política partidista.
Está en juego el futuro de nuestro sistema de salud. ¿Puede alguien explicarnos cómo es posible que hace 4 años se necesitasen 6 hospitales nuevos porque hacían mucha falta y hoy por la prensa los profesionales que os atendemos a todos cuando estáis enfermos nos enteramos de que son privados y que sobra un hospital público? ¿Que lo van a reconvertir y dejar un servicio sólo de personas mayores? Os puedo dar una pista sobre este punto y es que nuestro hospital no se puede vender y hacer un Corte Inglés porque el terreno está donado al Estado con la obligación de que sea un Hospital y por eso han buscado esa fórmula rara para no llamarlo geriátrico. La “especialización en personas mayores” que proponen, es un centro de “muerte digna” (para nosotros indigna). En nuestro hospital ya ofrecemos una atención especializada, no sólo a personas mayores, sino a toda nuestra área sanitaria de más de 500.000 personas, con 40 especialidades de verdad, de prestigio.
Os doy las gracias de antemano por escucharnos, yo he nacido en democracia y hoy he perdido la fe en los políticos.
Podéis citar mis palabras. Estoy a vuestra disposición para poder entrevistarnos y para poneros en contacto con todos los jefes de servicio.
Un cordial saludo, Álvaro.
Dr. Ximénez-Carrillo
Servicio de Neurología

Hospital Universitario de La Princesa, Madrid

Un comentario

  1. Estela Alicia Reta Guiñazu dice:

    Se debería demandar al gobierno ante los derechos Humanos por los crímenes que se están cometiendo, sanitarios, económicos, culturales…..y no seguir permitiendo tanto maltrato psicológico y existencial.

Deja tu comentario