Padres del Colegio 103 presentarán recurso de alzada a Educación por falta de “salubridad” del centro

Padres de los alumnos que asisten a clase en los “barracones” del Colegio 103 presentarán este viernes ante la Conselleria de Educación un recurso de alzada por “falta de salubridad e higiene” en las instalaciones escolares, que han provocado, aseguran, que “varios alumnos hayan sufrido picaduras de insectos”.

El colectivo de progenitores ha decidido adoptar esta medida, según explica, “ante el silencio de la Dirección General de Ordenación y Centros Docentes a las más de 350 denuncias que presentó el pasado mes de mayo”, por lo que han optado por interponer un recurso de alzada ante la consellera de Educación, Formación y Empleo solicitando el cumplimiento de la Ley Orgánica de Educación (LOE).

Esta actuación se ha decidido en una asamblea, en la que también se ha acordado, “no sólo continuar con el calendario de reivindicaciones programadas, sino también estudiar otras vías como las judiciales con el único fin de dar obtener una solución definitiva a esta provisionalidad”.


Los padres recuerdan que el pasado 17 de mayo los presentaron alrededor de 350 denuncias ante la Dirección General de Ordenación y Centros Docentes de la Conselleria de Educación, Formación y Empleo solicitando que “cumpliera con la obligación de mantener dicho centro en las debidas condiciones de salubridad e higiene, y que procediera a la construcción, con carácter de urgencia, del centro definitivo en aras a abandonar la situación de provisionalidad actual del CEIP nº 103”.

Añaden que el CEIP 103 —que está ubicado en unos barracones en la calle Alfredo Torán y Olmos, a escasos metros de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias—, aglutina a más de 300 alumnos de entre 3 y 8 años que no disponen de las instalaciones básicas necesarias para recibir una educación de calidad. Estos ‘barracones’ “se instalaron provisionalmente en este solar municipal hace cuatro años con la promesa que en un futuro se construiría un colegio que recogiera la demanda de plazas escolares, no sólo de esta zona en expansión sino también de las zonas colindantes”.


GOTERAS,

Baños atascados y humedades

En la misma línea, lamentan que las instalaciones provisionales del Colegio 103, que cada año acoge a casi 100 nuevos alumnos nuevos, “no solo son insuficientes, tal y como consta en el informe técnico realizado en 2011 por un arquitecto y profesor de la Universitat Politècnica de València (UPV), sino que además se han ido deteriorando, con problemas de goteras, baños atascados, humedades y vallas oxidadas, entre otros”.

Además, “la falta de salubridad e higiene es tan grave que ha llevado a denunciar ante la correspondiente administración las picaduras de insectos que han sufrido varios alumnos del colegio”, inciden.

“las mejores del mercado”

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Educación han asegurado a Europa Press que se han ido “subsanando” todas las incidencias que se han indo comunicando. Asimismo, recuerda que cada vez que se entrega un aula prefabricada, un técnico municipal certifica sus condiciones —el mantenimiento de los centros de Primaria es competencia del Ayuntamiento— y que en el caso de las del 103 se trata de “las mejores que existen en el mercado porque están hechas con metal forrado en chapa y se pintan cada año para evitar que se oxiden”.

Desde el departamento de Campanar han insistido que están “pendientes” de los problemas que se trasladan y han hecho notar que la situación del solar que linda con el centro escolar “no es competencia” de la Conselleria.
Fuente://www.20minutos.es/noticia/1649135/0/

Deja tu comentario