Un exalcalde de Castelló del PP cobra 55.000 euros por un proyecto cultural fantasma

Con 70 años a sus espaldas, el exalcalde de Castelló, José Luis Gimeno, afronta sus últimos días de vida laboral con un curriculum privilegiado. Ha conseguido cobrar durante los últimos ocho años 55.0000 euros anuales por no dar –que se sepa- un palo al agua como consejero delegado de la sociedad pública Fomento Cultural de Castelló. Una fundación a la que Gimeno accedió en 2005 como contrapartida a su dimisión de la alcaldía para cederle la vara de mando al hoy presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, con la misión de poner en marcha la Ciudad de las Lenguas, un proyecto cultural ideado por Francisco Camps.

Enfrentado al cacique del PP provincial, Carlos Fabra, y tras 13 años al frente del gobierno municipal, José Luis Gimeno dimitió en enero de 2005 como alcalde y concejal. Cinco horas después de anunciarse su renuncia se reunía el consejo de administración de Castelló Cultural y, a propuesta del Gobierno valenciano, era nombrado consejero delegado. Según reveló Camps, su misión consistiría en desarrollar el proyecto de creación de la Ciudad de las Lenguas, un centro internacional de enseñanza de castellano que sigue mudo porque todavía no ha visto la luz.

Las ensoñaciones de Francisco Camps

“Podemos hacer de Castelló una capital de la enseñanza del castellano para todo el mundo”, fantaseó Camps mientras comunicaba el nuevo cargo del dimitido. El entonces jefe del Gobierno valenciano justificó el proyecto alegando que “el espacio educativo no está todavía suficientemente investigado” ya que “otros países han sabido sacarle mucho beneficio al idioma, y la Comunidad Valenciana puede ser un reclamo excepcional de llamada para la enseñanza de un idioma que hablan 500 millones de personas”. Como corolario, añadió que “en muchos lugares del mundo Castelló y castellano suena bastante cercano y eso rima además”. Las crónicas no detallan si al escuchar estas palabras se les mudó el color de la piel a los allí presentes.

Sueldo de director general, chófer y secretaria

Desde entonces, poco o nada ha dicho la Generalitat, la propia sociedad de la que depende, Castelló Cultural, o el Ayuntamiento de la ciudad sobre un proyecto destinado a convertir la ciudad de La Plana en “la capital internacional del castellano”. Eso sí, Gimeno lleva 8 años cobrando un sueldo público equivalente al de director general de la Administración autonómica, sin que se haya concretado la tarea que realiza ni se ha dado ningún tipo de detalle sobre el proyecto. Además, dispone de chóferes y secretaria personal “a pesar de no hacer nada”, como viene denunciando la oposición. Un extremo que sistemáticamente niega el Consell, aunque jamás ha especificado las funciones que realiza el exalcalde.

El alto cargo con mayor patrimonio

Consecuencia de la reestructuración del sector público valenciano aprobado por la Generalitat, con el final del año desaparecerá la sociedad que ha cobijado al exalcalde. Castelló Cultural quedará integrada en la entidad CulturArts y se extinguirá, al igual que el empleo de Gimeno. Cambiará así su situación de alto cargo público sin tarea conocida por la de jubilado de a pie, aunque no pasará estrecheces a tenor de su patrimonio. Según la declaración de bienes publicada en el Diario Oficial de la Generalitat, Gimeno es el alto cargo del Consell con mayor patrimonio al alcanzar sus bienes un valor superior a los 3,7 millones de euros.

“Queremos saber qué ha estado haciendo”
El puesto de trabajo de Gimeno se extinguirá pero no así las intenciones de la oposición de fiscalizar las actividades que supuestamente ha ejercido el exalcalde como consejero delegado de la sociedad pública. “Queremos saber qué ha estado haciendo concretamente y qué objetivos ha logrado, no vagas referencias a funciones y responsabilidades, como hasta ahora”, señala Marina Albiol, diputada de EUPV en las Corts Valencianes, quien anuncia la petición al Consell de un informe detallado.

Fuente: El prural

Deja tu comentario