Los médicos que atiendan peor a sus pacientes serán bonificados económicamente

Los médicos que menos tiempo mantengan ingresados a sus pacientes cobrarán más. También verá mejorada su retribución el trabajador sanitario que menor número de enfermos derive a servicios de atención especializada, o aquel que registre un bajo índice de urgencias con hospitalización. Si algún médico consigue reducir el precio medio por receta también pasará a engrosar la lista de beneficiarios del abono de un complemento salarial en función de la productividad.
Estas medidas sólo son ejemplos de los 48 indicadores que ha fijado la Conselleria de Sanidad para determinar qué profesionales sanitarios -médicos, enfermeras, fisioterapeutas, auxiliares- serán acreedores de un plus de productividad que puede llegar a suponer un incremento del 10% de su salario anual. La variabilidad quedará determinada por el compromiso profesional que asuma cada uno en su puesto.
Sanidad asegura que el objetivo de estos indicadores es evaluar el trabajo diario del sistema sanitario para garantizar la sostenibilidad mediante la contención del gasto y la mejora de la utilización de los recursos, prestando la máxima atención a la calidad y a la seguridad del paciente.
Otros factores que se tendrán en cuenta son las tasas de vacunación que se alcancen en distintas campañas preventivas. Cuanto mayor sea el porcentaje de pacientes que se hayan administrado un medicamento preventivo, el profesional se beneficiará de la mejora salarial. La aplicación de estos criterios y su evaluación exigirá gran implicación de los responsables de las distintas unidades para fijar de forma adecuada el salario que corresponda a cada trabajador.
El conseller de Sanidad, Manuel Llombart, presentó ayer los acuerdos de gestión para este año. De los mismos destacó la importancia de los indicadores mencionados y señaló que la clave que define la adopción de estas medidas se encuentra en la idea de que el «profesional que más se comprometa con la sostenibilidad del sistema, más ganará. Es la idea fundamental».
Las decisiones adoptadas suponen llevan implícito un cambio respecto a lo aprobado en la anterior etapa de la Conselleria de Sanidad. De hecho Llombart llegó a apuntar ayer que el nuevo acuerdo de gestión implica «un cambio en la filosofía de trabajo» tanto de la conselleria como de los distintos departamentos.
Al referirse a las modificaciones aplicadas, Llombart aseguró que los cambios «se centran» en reducir el número de indicadores casi a la mitad. Se ha pasado de 130 a 48, de los cuales 19 son nuevos o se han modificado. Con esta rebaja Sanidad persigue facilitar «una evaluación mensual, no sólo anual, para conocer la situación de cada departamento». Mejorar el conocimiento de estos factores permitirá aplicar correctivos en el caso de que fuera necesario.
Para materializar la medida y que el cumplimiento de estos indicadores empiece a generar mejoras salariales, Sanidad cuenta para este año con un presupuesto de 18,5 millones. Llombart trasladó ayer a los gerentes de los distintos departamentos de salud los acuerdos de gestión. Tal como explicó, ha concedido dos semanas para que cada uno de estos gestores explique a todo el personal de su departamento cuáles son los criterios con los que se tendrá que trabajar para regirse por los principios de «excelencia y sostenibilidad».
Cuando todos los profesionales dispongan de esta información ya se empezarán a tener en cuenta los 48 indicadores a la hora de valorar la productividad para su retribución anual. No obstante, quedarán por cumplimentar varias gestiones para conceder carácter jurídico -mediante el decreto de productividad- a lo que hasta ahora sólo es un conjunto de medidas que se han hecho públicas.
El primer paso será que el director general de Recursos Humanos y el secretario autonómico se reúnan con los representantes sindicales para conocer el documento. Todo lo anunciado tendrá que quedar plasmado en el decreto de productividad. Llegados a ese punto, las medidas ya dispondrán del preceptivo reconocimiento jurídico.
Aún cuando no se ha trasladado a los representantes sindicales el contenido del acuerdo de gestión, Llombart adelantó que confían «plenamente en el compromiso de nuestros profesionales». Reconoció que será necesario «el esfuerzo de comunicación, pero el compromiso, estoy seguro de que lo vamos a tener, como siempre lo hemos tenido». En varias ocasiones refirió que todo responde «a la filosofía» que se fundamenta en que quien «más se comprometa, más ganará».
Fuente: Las Provincias

Deja tu comentario