Estudiantes del PP acosan a sus profesores

Sindicatos de la enseñanza han criticado la campaña de Nuevas Generaciones del PP en Castellón para que los alumnos denuncien de forma anónima el adoctrinamiento en clase.

Los docentes defienden la libertad de cátedra y creen que ese tipo de denuncias son propias de épocas no democráticas. Francisco García, presidente de FE-CCOO, ha manifestado a que se trata de “un completo despropósito” porque las denuncias anónimas son mecanismos usados en situaciones de falta de democracia y es “muy discutible” determinar qué es adoctrinar.

“Para mí adoctrinar puede ser la clase de religión”, ha señalado García, quien ha anunciado que van a estudiar “despacio” este tema que les preocupa porque puede vulnerar la libertad de cátedra y la “libertad mínima” que debe tener un docente a la hora de impartir unas clases aunque éstas, ha destacado, “siempre deben estar regidas por criterios pedagógicos y científicos”.

Desde FETE-UGT, su secretario general, Carlos López, ha defendido también la libertad de cátedra de cada profesor y ha señalado que los análisis de la realidad o de una clase “dependen del sentido común y del buen hacer del docente”.


Además, ha resaltado que si hay denuncias éstas deben ser “concretas” y no anónimas para “no generar dudas” sobre todo el colectivo del profesorado.

La libertad de cátedra, calidad educativa

El presidente del sector de la enseñanza de CSIF, Adrián Vivas, ha recordado que la libertad de cátedra es “un rasgo fundamental para la calidad educativa” y se ha mostrado en contra de limitar al profesor en sus manifestaciones en el ámbito del sistema educativo a través de alumnos y padres.

Vivas ha dicho que existen servicios de inspección y las propias administraciones para comprobar que los docentes “se adecúan al currículum y a la normativa vigente”; además, ha avisado sobre la “peligrosidad” que supone no discernir entre cuando un alumno se siente que es adoctrinado o simplemente lo cree porque no comparte un pensamiento del profesor.

La campaña, un “grave error”

El secretario de acción sindical de ANPE, Paco Venzalá, ha asegurado que por la coyuntura en la que estamos “hay que tener sentido común y altura de miras” y que una campaña de este tipo es “un grave error” y “un paso más” en el ambiente que hay, según él, contra el funcionariado en general y el profesorado en particular.


Por último, el portavoz de STES, Augusto Serrano, ha comentado que toda acusación anónima es “impresentable” porque ahora mismo en los consejos escolares existen cauces con los alumnos para que “los chicos digan lo que tienen que decir”; “eso de anónimas suena a fascismo o inquisición”, ha añadido.

Bajo el lema “Me quieren adoctrinar, que no te líen”, las vicesecretarías de Acción política y Educación de la organización juvenil del PP en Castellón ha confeccionado una herramienta de denuncia de forma anónima “frente a las imposiciones ideológicas”, según informaron fuentes de dicha organización política.

Fuente: 20minutos.es

2Comentarios

  1. Naninachi dice:

    ¿Qué diferencia hay entre esto y los vecinos que se acusaban entre si de ser “comunistas” durante la dictadura?
    ¿Qué diferencia hay con este gobierno y la dictadura?
    ¿Vivian mejor? ¡FALSO! no podian quejarse, literalmente, pues si se quejaban iban a la carcel, ahora no es que sea diferente, solo que ahora tenemos más herramientas para hacernos oir.

  2. Alicia dice:

    ¿Y si todos los alumnos denunciaran en plan masivo que la clase de religión es un adoctrinamiento? Les darían en la boca con su propia propuesta

Deja tu comentario