La contabilidad del PP destapa sobresueldos millonarios en les Corts

sobresueldosLa contabilidad del PP correspondiente a los ejercicios de 2010 y 2011 certifica el reparto desobresueldos millonarios entre los diputados de las Cortes Valencianas e, incluso, que parte de los fondos del grupo parlamentario se destinaron a un fondo de inversión. Los datos, colgados en una página de Internet y que corresponden a las cuentas populares como confirmaron fuentes del partido a este periódico, revelan que durante el año 2011, coincidiendo con la celebración las elecciones municipales y autonómicas y en el que Francisco Camps yAlberto Fabra  compartieron la presidencia del PP, la estructura popular en la Comunidad movió nada menos que 24,5 millones, más de cuatro mil millones de las antiguas pesetas. Todo eso sin contar, además, con el dinero que, como adelantó este periódico en exclusiva el pasado mes de febrero, mueven las agrupaciones locales a través de asociaciones sin ánimo de lucro y que escapan al control legal.

Justo cuando la situación del PP es más complicada una vez que el extesorero Luis Bárcenas -ahora en prisión- ha decidido “tirar de la manta” con acusaciones sobre la supuestafinanciación ilegal de los populares, un usuario no identificado “filtró” ayer en la red, a través de una web ligada al movimiento Anonymous, los papeles de las cuentas del PP entre los años 1990 y 2011. La cúpula popular, hasta ahora, siempre había asegurado que sólo conservabaasientos contables a partir de 1995. El dossier, con documentación oficial sellada, recoge balances, sin embargo, desde 1990 e incluye el detalle no sólo de la contabilidad de Génova sino también de todas las organizaciones regionales y provinciales, que operan con el mismo CIF que la sede central.

Los papeles retratan con absoluta fidelidad el ritmo de gasto de la cúpula del PP, en un año electoral y con Francisco Camps acorralado por el caso Gürtel, que había estallado en febrero de 2009. En las Cortes, durante un ejercicio como el de 2011 en el que la actividad del hemiciclo fue más reducida por los comicios, los parlamentarios, por contra, se repartieron 457.698 mil euros en sobresueldos, una práctica habitual entre la bancada popular, como reveló en su día este periódico. El balance disfraza el abono como “gastos de representación“. Pero, además, como se recoge en la contabilidad de 2010, el grupo parlamentario del PP ingresaba parte del dinero que manejaba en un fondo de inversión del Banco de Valencia, una práctica también extendida, conforme a los datos de los papeles, a la actividad popular en Castilla-La Mancha, Álaba y Cantabria. El valor de los cuatro fondos, en su conjunto, se acercó a los 2,8 millones.

En la documentación correspondiente al grupo parlamentario popular, con un movimiento de fondos durante ese año de 4,4 millones, aparecen gastos vinculados a la campaña electoral -viajes, comidas, estancias y kilometraje- que ascendieron a 113.534 euros. En comidas de trabajo los diputados se gastaron 22.477 euros, la dirección regional -con un balance de gastos superior a los 15,4 millones- un total de 33.296 euros, la ejecutiva provincial de Alicante -con un presupuesto de 1,4 millones- más de 35.000 euros y la de Valencia alrededor de 11.000. Más de 100.000 euros en reuniones organizadas con ágape de por medio.

Con la crisis económica azotando ya a la Comunidad con toda su crudeza, la contabilidad evidencia que la cúpula regional del PP puso toda la carne en el asador en la campaña electoral de 2011. En un año en el que el partido tuvo que soltar lastre de nóminas y despedir a trabajadores tal y como refleja la contabilidad, los populares se gastaron más de 90.000 euros en encuestas. Disponían de datos muy fiables, como recordaron fuentes populares, cada semana y, durante las jornadas previas a la votación, casi a diario. Sólo con ese dinero, Compromís y EU hubieran cubierto una tercera parte del gasto de campaña que declararon. El expresidente Francisco Camps, cuya imagen pública se deterioraba por momentos, encargó numerosos sondeos para pulsar la opinión ciudadana. La contabilidad registra, además, una inversión de 201.781 euros en consultorías, cantidad a la que se añaden 12.146 euros por “otros asesores“. En total, una cifra superior a 213.000 euros.

Alberto Fabra aportó 1.500 euros para la campaña electoral
Alberto Fabra, junto a otros candidatos del PP en los comicios de 2011, tuvo que rascarse el bolsillo para contribuir a sufragar los gastos electorales de la campaña. Su nombre aparece en la lista dedonantes en la contabilidad nacional. Fabra, que fue candidato en las municipales de Castellón y número uno a las Cortes, aportó 1.500 euros. Figura junto a miembros de la candidatura al Congreso o a las Cortes, como Ricardo Costa, Andrea Fabra, Vicente Rambla o Manuel Cervera, entre otros. Precisamente Carlos Fabra, expresidente de la Diputación de Castellón y ahora pendiente de los tribunales para ser juzgado por el caso Naranjax, es otro de los que aparece en la lista con un donativo de 4.500 euros.

Fuente: La Información

Deja tu comentario