Catorce mil niños se quedarán sin plaza en valenciano por falta de oferta

Sí-al-valencià El anteproyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa  aprobado el viernes por el Consejo de Ministros recalca que las Administraciones educativas «garantizarán el derecho de los alumnos a recibir las enseñanzas en castellano, lengua oficial del Estado, y en las demás lenguas cooficiales en sus respectivos territorios».

Dicha garantía de la Ley Wert sólo pone el énfasis en la educación en castellano, ya que señala que se podrán establecer sistemas de enseñanza en lengua cooficial «siempre que exista oferta alternativa sostenida con fondos públicos en la que se utilice la lengua castellana como lengua vehicular en una proporción razonable».

Sin embargo, según Escola Valenciana, en la Comunitat Valenciana apenas uno de cada tres escolares de Infantil y Primaria (el 35 %) puede ejercer su derecho a recibir la enseñanza en la lengua propia y esa «libertad» de elección se limita casi en exclusiva a los centros públicos, pues apenas el 7 % de colegios privados concertados ofrece alguna línea en valenciano.

Esta oferta asimétrica en una autonomía en teoría bilingüe hace, según revelaron ayer fuentes de Escola, que el próximo curso 2013-2014 «cerca de 14.000 familias que han elegido como primera opción la enseñanza en valenciano para sus hijos de tres años, se vayan a quedar sin poder estudiar en lengua propia por falta de plazas». Es decir, que de los 43.000 niños de tres años que se estima que han solicitado plaza en el proceso de admisión de alumnado en la pública y concertada „ que se cerró el pasado jueves 16 „ el 32,5 % no ha tenido libertad de elección en cuanto a su opción lingüística. La Conselleria de Educación declino ayer comentar la discriminación denunciada por Escola porque aún no dispone del dato sobre las familias que han pedido la enseñanza en valenciano como primera elección.

Más demanda que oferta
Escola, por su parte, sostiene que la demanda de escolarización en la lengua propia «continua siendo superior a la que la Administración educativa oferta». En este sentido, estima que «para equilibrar y garantizar la demanda lingüística actual que hacen las familias haría falta que la Generalitat ofreciera 460 lineas más de enseñanza en valenciano» mediante el cambio de programas de castellano a la lengua propia. Esta modificación, en principio, en la red pública no costaría dinero pues todas las plazas de maestro están catalogadas en valenciano.

Desde Escola añaden en un comunicado que con la actual concepción de la Ley Wert «en el caso valenciano, son las familias que demandan enseñanza en la lengua propia en primera opción las que no tienen garantizado su derecho a que sus hijos puedan estudiar en la línea en valenciano».

De este modo, apuntan, «la solución aberrante» que plantea la Lomce de «reconducir hacia la enseñanza privada la opción lingüística que han elegido las familias supondría, en el caso valenciano,un coste anual de 70 millones de euros para el Consell». El cálculo de Escola se basa en que en el caso de Cataluña se piensa que costará unos cinco millones al año la obligatoriedad de atender el derecho a escolarizar a sus hijos en castellano que podrían llegar a reclamar hasta un millar de padres.

Pendientes de conselleria
Por otro lado, Escola presentó ayer un informe en el que asegura que el 83,2 % de las familias han pedido el Programa Plurilingüe de Enseñanza en Valenciano (PPEV) en los 44 colegios que están pendientes de que la Conselleria de Educación apruebe el Proyecto Lingüístico de Centro (PEC) en el que reclaman un cambio de línea de castellano a valenciano. Según la entidad, si Educación aprueba estas peticiones unos 1.320 niños más de 3 años podrán estudiar en valenciano el curso 2013-2014.

«Durante estos días nos mantenemos a la expectativa de la aprobación o denegación de los cambios a línea en valenciano en los 44 centros que lo solicitaron hace unos meses», señala el presidente de Escola, Vicent Moreno. Fuentes de Educación explican que aún no se ha tomado ninguna resolución porque se está a la espera de tener los datos de la opción lingüística elegida por los padres en estos 44 colegios. Aseguran que autorizarán la reconversión de líneas en aquellos centros donde mayoritariamente las familias hayan escogido el valenciano como primera opción.

RAFEL MONTANER | VALENCIA 

2Comentarios

  1. Borja dice:

    Jo sóc estudiant de teleco a la Universitat de València, sempre m’he matriculat amb el valencià com a primera opció i encara no he rebut CAP classe en la nostra llengua. Però això no és només un problema de l’administració, és un problema de la gent, aquestes coses són habituals al nostre territori. Fixeu-vos per exemple en que un lloc com “Primavera Valenciana” només està disponible en castellà…

    • edit dice:

      Primavera Valenciana sols fà contingut propi per a les movilitzacions, la resta de noticies son d’altres medis en castellà i a vegades en valencià, però el contingut propi sol ser el 90% de vegades en bilingüe y l’ altre 10% en valencià.

Deja tu comentario