La Generalitat contrata cocineros de lujo mientras recorta en comedores escolares

El pasado 11 de junio, Rafael Rubio, portavoz adjunto del Grupo Socialista en ‘Les Corts’, hizo una pregunta al Gobierno valenciano: “¿Algún asesor de Presidencia, nombrado como personal eventual, o a través de otra figura contractual, bien sea de naturaleza administrativa o laboral, realiza trabajos o funciones de cocinero o profesión similar en dichas áreas de la Generalitat?”.

La Generalitat contrata cocineros de lujo mientras recorta en comedores escolares

El cocinero ‘particular’ de Fabra en Les Corts

El diputado del PSOE buscaba confirmar así una información que había trascendido a la prensa. La respuesta de la Presidencia valenciana contestó de forma indirecta, pero reconociendo la historia inequívocamente: “La persona a la que se refiere su señoría fue nombrada con efectos a 1 de abril de 2013 como personal eventual con categoría 4″.

Aunque en la pregunta no se citaba a nadie en concreto, la oficina de Alberto Fabra había entendido perfectamente la pregunta. Y que Rafael Rubio se refería a Eugenio Ramón López Martínez, a quien en el Diario Oficial, con la fecha apuntada, se hacía referencia como “asesor del Gabinete del Presidente, con unas retribuciones correspondientes a asesor de categoría cuatro”. O lo que es lo mismo, con un sueldo anual de 29.115 euros, más los gastos de la Seguridad Social.


Ya hay otra persona que realiza funciones similares

Lo sorprendente es que la Generalitat valenciana ya tiene una persona, funcionaria, contratada con funciones similares de alguna manera a la del cocinero. Se trata de un llamado Mestre-Sala, que depende del departamento de protocolo, y que entre sus funciones principales tiene la de “selección y control de menús en almuerzos y cenas oficiales; la dirección de las instalaciones, comedor y cocina del Palau; la preparación y dirección de las comidas y cenas oficiales que se ofrecen fuera del Palau; la adquisición de exitencias para la despensa y bodega del Palau; la realización personal del servicio de sala en almuerzos o cenas de pocos comensales…”

Rafael Rubio ha explicado a ELPLURAL.COM su perplejidad ante la confirmación: “es una auténtica barbaridad -nos ha dicho- que se contrate a un cocinero ‘particular’ en un momento en el que se están produciendo recortes en comedores sociales y en becas de comedor”. Para el político socialista es la prueba de que Fabra “vive en otro mundo…, sólo así se puede entender esta contratación en un momento de crisis como éste ¿Con qué cara les puede pedir ahora a los valencianos que realicen esfuerzos económicos?”.

Fuente: El Plural

Deja tu comentario