Camps mintió: la F1 sí costó dinero a los valencianos, al menos 300 millones de euros

 

Camps mintió: la F1 sí costó dinero a los valencianos, al menos 300 millones de eurosLa Generalitat debe asumir en sus cuentas otros 25 millones de euros de pérdidas por acoger la Fórmula 1 en Valencia. Según el último informe de la Sindicatura de Cuentas y los resultados del Ente de Infraestructuras de la Generalitat (Eige) una entidad dependiente del gobierno valenciano, ha de contabilizar como irrecuperables los citados 25 millones por el “deterioro irreversible” de una parte de la inversión en el circuito urbano.

Según informa El Economista, la Generalitat preveía en 2007 recuperar esa inversión, correspondiente a la construcción del circuito urbano de Valencia, “con cargo a la futura explotación de las conexiones de acceso al Puerto y otros”. Es decir, se acometían unas infraestructuras que más tarde serían utilizadas para otros menesteres con independencia de la celebración de las carreras.

Como ni esas conexiones ni otros usos que pudiera tener la infraestructura son ahora conocidos ni están “planificada(s) por la Conselleria ni en el corto ni medio plazo”, Eige asumió en 2012 las pérdidas por 25 millones por el “deterioro irreversible” de la inversión.

Coste del circuito urbano: 89 millones

El expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, y Bernie Ecclestone, el patrón de la Fórmula 1, acordaron que, para diferenciarse y poner en valor la ciudad, la prueba de Valencia no debería disputarse en el cercano circuito de Cheste sino en la ciudad, concretamente en un circuito que pasaría por parte de la fachada marítima y la fastuosa Ciudad de las Artes y las Ciencias. Según el conseller de Fomento de la época, Mario Flores, el coste del circuito fue de 89 millones de euros.

300 millones enterrados

El coste del circuito, el cánon pagado a Ecclestone, la compra de una empresa privada creada para gestionar la prueba o los derechos de retransmisión del circo de las cuatro ruedas adquiridos por Canal 9 elevan la factura de la Fórmula 1 al menos hasta los 300 millones de euros. Camps siempre dijo que la competición no costaría ni un euro a los valencianos.

“Cuando pienso en Fórmula 1, estoy pensando en empresas, en autónomos y en puestos de trabajo”, llegó a decir. Los bólidos no volverán a Valencia, al menos en el medio plazo, tras la rescisión de contrato pactada entre Ecclestone y el actual gobierno valenciano. “Yo no puedo mirar a los ojos a una persona y decirle que no le puedo pagar, mientras gasto el dinero en la Fórmula 1” , dijo en octubre Alberto Fabra, sucesor de Camps en la Generalitat.

Fuente: eldiario.es

Deja tu comentario