Una familia reclama 17.000 euros a Wert para que su hija pueda estudiar en valenciano

wertotoroEsta cantidad corresponde al gasto por la matrícula en un centro concertado en otra localidad; el transporte; y el comedor desde el curso 2010-2011

Escola Valenciana denuncia el incumplimiento de la conselleria de Educación que no cumple la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana

Según informa Escola Valenciana, la familia que ganó el juicio para abrir una línea de educación en valenciano en el colegio Ramón y Casal de Xirivella ha presentado una solicitud al ministerio de Educación por medio de la cuál insta al ministro José Ignacio Wert a aplicar la Lomce en su caso.

En este sentido, la familia le pide a la Administración que se haga cargo de los gastos genera llevar a su hija a una escuela cooperativa que ofrece enseñanza en valenciano, porque en el centro público de su localidad donde lo solicitó el curso 2010-2011 no fue posible por la denegación de la conselleria de Educación.

Así, la familia reclama diferentes daños en términos económicos y personales causados por tener que buscar una alternativa que garantice la mejor educación posible a su hija, “la enseñanza en valenciano”. En concreto, apuntan, tener que matricular a su hija en un centro concertado con un gasto mensual de 100 euros; un gasto mensual de 160 euros al mes en transporte al encontrarse el colegio en otra localidad; y 100 euros más al mes por el comerdor escolar debido a la distancia entre el centro educativo y el domicilio, “con la consiguiente imposibilidad de ir a comer casa”.

 

La falta de oferta de enseñanza en valenciano en las escuelas públicas de Xirivellaprovocó que esta familia tuviera que decantarse hasta el colegio-cooperativo Las Carolinas de Picasent. Durante cuatro cursos, explican desde Escola Valenciana, han tenido que asumir estos gastos para garantizar un derecho social básico, “el derecho a la educación en valenciano”.

 

Incumplimiento de Conselleria

Así mismo, Escola Valenciana constata que la conselleria de Eduación continúa incumpliendo la sentencia de la sección quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ( TSJCV) del 13 de noviembre de 2013. El TSJCV estimaba que había que reconvertir en valenciano la línea educativa “por la que se ha luchado durante cursos”.

Por ello, la conselleria de Educación debería convertir en enseñanza en valenciano una de las unidades educativas de primero de Primaria del centro, “lo que no ha hecho, justo la línea donde debería estar estudiando en estos momentos la niña de la familia demandante”.

Antecedentes

En el curso 2010-2011, la dirección del Ramón y Cajal de Xirivella solicitó un cambio de programa educativo a valenciano con la aprovación del consejo escolar y un informe favorable de la inspección educativa. Esta denegación fue recurrida por 12 familias.

La conselleria de Educación “no admitió el trámite e impidió que una veintena de familias pudieran escolarizar a sus hijos en valenciano, tal y como habían solicitado”. No obstante, una de las familias llegó hasta el TSJCV y ganó el juicio a la Conselleria. A pesar de ello, tuvieron que matricular a su hija en un centro concertado para poder garantizarle la educación en valenciano.

Fuente: eldiario.es

Deja tu comentario