Los rectores se posicionan contra Wert en el caos de las becas Erasmus

Los cambios que ha introducido el Ministerio de Educación este año en el programa de becas Erasmus están provocando el caos. Así lo han advertido los rectores de las universidades españolas, que dicen que los nuevos parámetros de acceso implantados por el departamento de José Ignacio Wert, así como la división de las ayudas entre las que otorga la Unión Europea y las que concede el Gobierno, están sumiendo en una profunda “inquietud” a los alumnos que han decidido solicitar una beca para estudiar en el extranjero.

Los rectores se posicionan contra Wert en el caos de las becas ErasmusTal y como explica la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) en un comunicado, “en las últimas semanas se ha generado una inquietud en la comunidad universitaria española en torno al programa de becas de movilidad europea Erasmus”. Algo que se debe a la decisión del Ministerio de Educación de lanzar “una nueva convocatoria propia complementaria a la habitual de la UE” coincidiendo con la puesta en marcha del nuevo programa, llamado ‘Erasmus+’.

Según anunció el departamento que dirige Wert a finales de enero, a partir de ahora habrá dos tipos de becas. Por un lado, la que concederá la Unión Europea, que destinará 53,4 millones de euros a estas ayudas, que se repartirán entre 30.000 estudiantes con dotaciones medias de 250 euros mensuales. Y por el otro, las que dará el Ministerio de Educación, dotadas con 18 millones para un total de 10.000 becados, que contarán con 350 euros mensuales de media, 100 más que en las ayudas comunitarias.

No obstante, para acceder a estas últimas el Ejecutivo central ha impuesto una serie de requisitos: tener aprobados al menos 60 créditos y acreditar un nivel B2 de la lengua de docencia de la universidad de destino.

Y son estos cambios lo que han sembrado las dudas entre los estudiantes a la hora de solicitar las ayudas. Según recuerda la CRUE, las becas para estudiar en el extranjero son ahora “dos becas distintas bajo el mismo nombre”, y los requisitos impuestos por el Ministerio están dificultando este proceso. Sobre todo el que se refiere a la acreditación del nivel B2 de idioma mediante un diploma, medida que “al no haberse conocido con antelación imposibilita el acceso a estas becas a los estudiantes que no poseen este título”.

Es más, los rectores se muestran en desacuerdo con los cambios del ministerio de Wert porque suponen también un recorte de las estancias a un solo semestre en el caso de las ayudas concedidas por el Gobierno, frente al curso que podrán permanecer fuera los estudiantes que obtengan una beca de la UE.

“Las universidades no podemos estar de acuerdo con todos aquellos cambios que impliquen una merma en la duración de las estancias, en el número de los estudiantes beneficiados o en la ayuda económica percibida”, dice la CRUE, que recuerda que el programa Erasmus “se ha convertido en la gran referencia de la cohesión social y cultural de la UE”.

Los rectores ponen en valor los “reconocidos éxitos cosechados por este programa” durante los últimos años, tanto que incluso “ha sido el motor fundamental de la internacionalización de las universidades españolas”, algo que no se hubiese logrado de otra forma, y dicen que es importante también su atractivo de cara a la “repercusión en el acceso al mercado de trabajo”.

Es por ello que la CRUE exige que “no se empeoren las condiciones de este programa, que ha permitido que tanto la ciencia como el conocimiento español haya mejorado su posición internacional en los últimos años” con recortes y modificaciones que sólo llevan al caos.

Firmas contra los nuevos requisitos de Wert

Los estudiantes tampoco se han quedado de brazos cruzados ante los nuevos requisitos de Wert, y han puesto en marcha una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para que el Ministerio de Educación ponga fin a uno de los problemas con lo que se están encontrando los universitarios a la hora de solicitar una beca Erasmus: la acreditación del nivel de idiomas.

Una petición titulada ‘Suprimid como requisito para recibir beca Erasmus para 2014-2015, tener un B2 o equivalente en el idioma del centro de destino’ ha logrado ya más de 31.600 firmas que solicitan que no se tenga en cuenta este parámetro ya que, además de ser “un requisito muy restrictivo”, los universitarios que solicitan la ayuda lo hacen para “practicar y mejorar” el idioma del país al que acuden, e incluso “para aprenderlo”.

Además, critican, “obtener un B2 en alguna lengua supone un gran coste, tanto de tiempo como económico, por no mencionar la dificultad de acceso a escuelas públicas por las masificaciones en lista de espera, y no todos tienen la posibilidad de pagar a una entidad privada” para ello.

Fuente: El Boletín

Deja tu comentario