Costa denuncia a los policías que le investigan por corrupción en la Gürtel

Costa está imputado por la financiación ilegal del PP y por falsedad mercantil.

El Juzgado de Instrucción número 26 de Madrid ha abierto una investigación por la querella interpuesta por el ex secretario general del PP valenciano y actual diputado en las Cortes, Ricardo Costa, contra un inspector jefe de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. El polícía es responsable de un informe que reveló que la trama Gürtel gestionó la contratación de un curso de inglés en Londres para el político popular y en el que se planteaba que la trama pudo, además, pagárselo, lo que supondría, al menos, un delito de cohecho pasivo impropio. Ese es el mismo ilícito por el que fue juzgado junto al expresidente Francisco Camps en el caso de los trajes, en el que un jurado les absolvió por cinco votos contra cuatro.

Costa denuncia a los policías que le investigan por corrupción en la GürtelEn un auto contra el que cabe recurso, el magistrado acuerda incoar diligencias previas al entender que las actuaciones presentan características “que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”. El juez entiende que al no estar determinadas la naturaleza ni las circunstancias de los hechos denunciados, ni tampoco las personas que han intervenido, es procedente instruir diligencias previas y practicar aquéllas “esenciales” encaminadas a efectuar una determinación y, en su caso, el procedimiento aplicable.

El magistrado ha librado un oficio al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana para que certifique el estado de las diligencias del caso Gürtel que se instruye en Valencia, y para preguntarle si consta incorporado en el procedimiento el informe de la UDEF, como así ha sido.

Costa se querelló contra el inspector de la UDEF en los juzgados de Madrid al considerar que el informe que éste realizó, de fecha 30 de diciembre de 2013, planteaba “una conclusión absolutamente falsa”. Costa pedía, como medida cautelar, que el juzgado acordase la suspensión del inspector.

En la denuncia el diputado del PP valenciano negó que la trama le pagara un viaje y aseguró que abonó 3.278 euros (equivalente a 2.650 libras esterlinas) a Pasadena Viajes mediante transferencia bancaria por la contratación del curso personalizado. El ex número dos del PP valenciano presentó un extracto y una copia de la factura para tratar de demostrar que había pagado el curso.

El informe no concluye, sin embargo, que la red de Francisco Correa pagase el curso en Inglaterra, sino que plantea la posibilidad a la vista del resultado de uno de los registros efectuados por la policía. “Se ha encontrado un fax de Pasadena Viajes, remitido por Victoria Romero el 2 de agosto de 2007, con destino José Luis Izquierdo de FCS Admnistración en el que le solicita que realice una transferencia de 2.650 libras esterlinas a la escuela Hampstead school of english. Especifica que ‘ese importe corresponde a un viaje a nombre de Ricardo Costa solicitado por Álvaro Pérez y no tiene aún número de expediente porque no sé si se va a facturar al cliente o a Orange Market”, se lee en el informe policial.

“El mero hecho de que Victoria Romero dude sobre el destinatario de la factura entre el auténtico beneficiario y una de las empresas de la organización de Francisco Correa”, añade la policía, “induce a pensar de una manera lógica que no sería la primera vez que Orange Market realiza el pago de un servicio que corresponde a otro beneficiario, y que se hace con conocimiento de las personas que gestionan la facturación de la sociedad”.

Costa está imputado por la financiación ilegal del PP y por falsedad mercantil. Hace unos meses la justicia archivó una segunda investigación contra él, por falta de pruebas, en la que se indagaba la supuesta entrega de un maletín con dinero por parte de un empleado de la constructora Lubasa, una de las empresas implicadadas en la presunta financiación irregular de los populares valencianos. El diputado popular argumentó en su denuncia que la policía ya conocía los movimientos de sus cuentas por haberlas investigado.

Fuente: El País

Deja tu comentario