El Ayuntamiento de Valencia pagará 30.000 euros anuales a la Iglesia por el uso de una escalera para un colegio público

El consistorio ha aprobado este mes un contrato de autorización y permiso de paso entre la parroquia y el colegio público San Juan de Ribera, en la calle Cirilo Amorós. Según este acuerdo, deberá abonar al arzobispado de Valencia la cantidad de 30. 000 euros plurianuales para garantizar que el colegio cuenta con las medidas de seguridad necesarias en caso de evacuación. Es decir, tal y como lo exige la normativa legal, el edificio debe tener una segunda entrada y salida independiente a la que poder dar uso en caso de que se produzca algún incidente, y esta pasa por la parroquia de San Andrés.

ArzobispoValenciaRosa Albert, portavoz de la formación Esquerra Unida, ha calificado el hecho de “abuso”, en tanto que “la Iglesia Católica se beneficia de las exenciones del pago del IBI y que suponen que el ayuntamiento deja de ingresar más de 800. 000 euros al año”. Además, el grupo de Esquerra Unida se quejó también de que las medidas de seguridad hayan tardado tanto en aplicarse, dado que las nuevas aulas del colegio están en funcionamiento desde el mes de enero.

Según ha explicado la edil, los alumnos de infantil se encuentran en estas nuevas aulas desde el pasado 7 de enero, un edificio reconstruido que se compone de planta baja y cuatro altas y sobre esta última se sitúan cubiertas y terrazas, con una superficie total de 1.507 metros cuadrados. En la misma Resolución de Alcaldía se indica que como consecuencia de la puesta en funcionamiento de dicho centro escolar “se hace necesario, a los efectos de facilitar por normativa legal de carácter técnico una segunda entrada y salida independiente para los alumnos pertenecientes al segundo ciclo de educación infantil, la autorización de paso por la Parroquia de San Andrés, ubicada en la calle Colón, 8 y Cirilo Amorós, 13”.

“Consideramos un verdadero abuso que vayamos a abonar 30.000 euros al Arzobispado de Valencia para garantizar una escalera de evacuación para un centro público municipal educativo ya que no hay que olvidar que la Iglesia Católica se beneficia de las exenciones del pago del IBI y que suponen que el Ayuntamiento deja de ingresar más de 800.000 euros al año, sin olvidar los distintos convenios y acuerdos de colaboración que el Consistorio tiene suscritos”, ha denunciado la edil, quien ha apostado porque estos 30.000 euros de gasto plurianual “deberían utilizarse para otro tipo de servicio que beneficie a toda la ciudadanía y más si tenemos en cuenta el contexto de recortes en el que nos encontramos”.

Fuentes: Las Provincias y El Periodic

4Comentarios

  1. Me parece abusivo y aplaudo el trabajo de los compañeros como Rosa Albert. saludos

  2. santaklaus dice:

    ¿Veis lo que pasa por votar a los fascistas ultracatólicos? Pues ahora pagais de vuestro bolsillo los 30 000 euros. Y las próximas elecciones volveis a votar a estos corruptos lameculos de la Iglesia. Si es que el que nace tonto, tonto se queda.

  3. PAU dice:

    VERGONZOSO ASI SE HA HECHO LA MULTINACIONAL MAS RICA, POR CULPA DE LA IGLESIA LA GENTE HA DEJADO DE CREER EN DIOS.

Deja tu comentario