La policia desaloja a los padres del colegio Cremona y les denuncia por abandono

Los padres de los alumnos de tres años del colegio público Ciutat de Cremona de Alaquàs mantienen desde primera hora de la mañana una protesta en el inicio de curso escolar contra la supresión por parte de la Conselleria de Educación de la única aula de tres años del centro.

La Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic había convocado a las 08.30 horas una concentración en el colegio, donde alumnos y padres protagonizaron un encierro de varios meses para protestar por la eliminación de su única aula de tres años.

colegio-cremona

Foto: Germán Caballero

Así, los padres han llevado a nueve de los niños, con hermanos mayores en el centro, pese a que ya no no tienen clase, y allí han sido recibidos por seis profesores voluntarios en una acción que había sido expresamente prohibida por la conselleria. Por ello, dos inspectores de Educación han avisado a la policía, que ha procedido a desalojar a los docentes voluntarios y a los padres, aunque no a los menores de las familias ‘rebeldes’.

En estos momentos, los padres continuan en la puerta del colegio a la espera de que salgan sus hijos y después de recibir durante la mañana varias llamadas en las que la dirección les instaba a recoger inmediatamente a los pequeños.

La dirección del centro ha llamado a los padres de estos alumnos para notificar el “abandono” de sus hijos. Esta notificación de “abandono”, según Escola Valenciana, ha sido impuesta por los dos inspectores de la Conselleria de Educación, que han permanecido en el centro desde primera hora.

Los padres de los alumnos, junto con miembros del AMPA y de Escola Valenciana, han acudido a un notario para certificar que ellos no habían abandonado a sus hijos, sino que han aguardado a las puertas del centro junto con miembros de la citada plataforma, hasta que llegase la hora de salida, a las 13 horas.

Al respecto, la consellera de Educación, María José Catalá, ha apelado a la “responsabilidad” y ha insistido en que una escuela “no es un lugar para manifestar posiciones políticas ni posiciones sindicales”.

La consellera ha realizado estas declaraciones en un colegio del barrio de Russafa, en Valencia, que ha visitado junto con el president, Alberto Fabra, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, con motivo del inicio del curso.

“La escuela es el lugar del respeto, tenemos que respetar el rendimiento académico de nuestro alumnado, y pediría por favor que saquemos del ámbito educativo la protesta, el debate político y el debate sindical”, ha añadido.

“Creo que es una llamada a la responsabilidad que entiendo van a atender oportunamente tanto sindicatos como partidos políticos, que hoy han querido, de alguna manera, trastocar un inicio de curso que para los niños del Ciutat de Cremona tendría que haber sido normal”.

Fuentes de la Conselleria han señalado que hay 30 plazas libres de Infantil en Alaquàs y que fue la comisión de escolarización municipal la que acordó que la habilitación de la línea de Infantil de 3 años fuera a otro centro, el Vila de Alaquàs.

Preguntada por si el Cremona volverá alguna vez a tener un aula de 3 años, Catalá ha explicado que “en función de la natalidad, de la demanda de plazas de 3 años y las plazas vacantes que tengamos en colegios construidos de la ciudad de Alaquàs, lo estudiaremos”.

Para los miembros del AMPA, la medida adoptada hoy por los padres es “contundente” y “anunciada el curso pasado”.

“Los niños del Cremona se quedan en el Cremona pese a la decisión errónea de la Conselleria de suprimir líneas educativas. El consejo escolar de Alaquàs decidió que se debía habilitar un aula en el Cremona, no en el Vila de Alaquàs, a unos dos kilómetros”, ha explicado Mónica Gil, madre de una alumna del centro y miembro del consejo escolar.

“No podemos permitir que acaben con el colegio, que supriman las líneas de acceso ni que incumplan la promesa realizada hace ocho años para la construcción del colegio. La Generalitat recibió dinero del BEI -Banco Europeo de Inversiones- para construirlo, tenemos los terrenos, los planos, todo menos el dinero, que no sabemos dónde está”, ha añadido.

Escola Valenciana ha ofrecido al AMPA del Ciutat de Cremona asesoramiento jurídico en caso de que lo soliciten y ha advertido sobre las complicaciones que se pueden producir en las próximas jornadas si se impide el acceso de estos alumnos al centro.

La portavoz de EU en Les Corts, Marga Sanz, ha lamentado que la consellera de Educación “haya sustituido el diálogo por las porras”, ha pedido su dimisión y la “apertura inmediata de la línea de infantil que caprichosamente ha condenado a muerte”.

Fuente:Levante

 

 

 

 

 

Deja tu comentario