Protestas en las aulas contra el calor inhumano y la falta de medios para combatirlo

Las protestas por las altas temperaturas que se están registrando en este inicio de curso en los colegios e institutos valencianos han llegado este jueves a muchas aulas, donde se están desarrollando concentraciones y manifestaciones de alumnos de Secundaria. También hay equipos directivos y colectivos de padres que recomiendan no llevar a los niños a clase o recogerlos antes para evitar las horas centrales del día.

Estas acciones se están extendiendo en “multitud de centros” de toda la Comunitat Valenciana, han asegurado a Europa Press fuentes del Sindicat de Treballadores y Treballadors de l’Ensenyament del País Valencià (STEP-Iv), que han agregado que las acciones e están impulsado desde diferentes frentes de la comunidad educativa.

Así, han comentado que desde el alumnado se están llevando a cabo manifestaciones y concentraciones para exigir unas adecuadas condiciones de temperatura y humedad en las aulas. Este es el caso de los IES San Vicente Ferrer de Valencia, de Moncada, del IES Tavernes Blanques, donde los chavales se han negado a entrar a clase igual como en el IES les Foies de Benigànim y el IES Simarro de Xàtiva, o las protestas con clases impartidas en el patio como el IES Josep de Ribera también en Xàtiva.

También han decidido no ir a clase y quedarse en el patio estudiantes de tercer ciclo y bachiller de un instituto de Torrevieja, que han convocado la acción mediante un whatsapp en el que la justifican para “llamar la atención de al Conselleria” y porque “se están infringiendo leyes de Sanidad”.

A STEPV también le consta que hay asociaciones de madres y padres de alumnos (AMPA) que han recomendado a sus miembros no llevar hoy a los niños a clases –Valencia se encuentra en alerta según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha señalado aviso amarillo (riesgo) para esta provincia por máximas de hasta 36ºC– o van a ir a recogerlos antes de hora, como en la localidad alicantina de Altea.

Estas protestas se unen a las vividas en días anteriores, cuando se ha visto a niños acudiendo a clase con bañador, toalla y chanclas en protesta por las temperaturas superiores a los 27ºC que marca la legislación laboral.

En este conteprotestasxto, la Junta de Personal Docente no universitario solicitó a la Inspección de Trabajo la suspensión de la clases en lo centros de la provincia, reclamación que ha sido denegada al considerar la administración que para ello “tendría que constatarse riesgo grave en cada centro” y “no cabe afirmar que la problemática sea igual para todos”.

STEPV ya animó en la tarde de ayer, ante la previsión de que mañana y los próximos días aumenten las temperaturas en la Comunitat Valenciana por el viento de poniente, a las direcciones de los centros a suspender las clases y a informar los padres de esta medida.

El sindicato, que ha criticado reiteradamente las altas temperaturas que se están registrando en las aulas por el adelanto del curso (arrancó el día 3) y ha pedido a Inspección de Trabajo la suspensión de la actividad en unos 200 centros valencianos, agrega que las temperaturas que se esperan para este jueves “hacen imposible la actividad docente, no sólo en las aulas sino también en el patio u otros lugares que no disponen de aire acondicionado”.

Por eso, sugieren que se suspendan las clases y que las direcciones de los centros comunican de forma inmediata esta decisión a las direcciones territoriales correspondientes, mediante un modelo de escrito que están facilitando, al igual que otras organizaciones.

“Eximidas de responsabilidad”

De este modo, “las direcciones de los centros quedan eximidas de cualquier responsabilidad en caso de que algún alumno o docente tenga problemas de salud por las altas temperaturas”, agrega esta entidad, que asegura tener constancia de casos de “desmayos, vómitos, mareos, obstrucción de vías sudoríparas e inflamación de ojos”.

Sobre esta cuestión, la coordinadora de Esquerra Unida, Marga Sanz, ha manifestado, a través de un comunicado, que “el caos escolar se está generalizando por las altas temperaturas mientras que la Conselleria no tiene más respuesta que las amenazas a los equipos directivos que suspenden las clases o los coches de policía y guardia civil en las puertas de algunos centros”.

EU pide la dimisión de Catalá

En opinión de EU, la consellera de Educación, María José Catalá, “debe dimitir por su incapacidad para asumir y rectificar el adelanto del inicio de curso en pleno verano y de forma inmediata la Conselleria debe dictar las órdenes que permitan la interrupción de las clases”.

Esta formación en Castellón ha elaborado, “debido a las quejas y preocupaciones recibidas por madres y padres sobre el riesgo para sus hijos e hijas de las altas temperaturas en los centros educativos, un documento de reclamación que los tutores legales de los menores pueden presentar ante las autoridades, con la finalidad de justificar la falta de asistencia de los menores a los centros educativos durante estos días de insoportable y peligroso calor, y que los poderes públicos actúen para solucionarlo ya”.

En concreto, instan a que en cada centro educativo se debe llamar a la Policía Local para que esté presente en una medición de las temperaturas en las aulas, y solicitarles que levanten un acta policial del resultado donde se especifique el lugar, hora y resultado de la medición de temperaturas superiores a los 27ºC. Esta acta policial debe adjuntarse al escrito que os dejamos aquí y la misma vale para todos los escritos.

Aconsejan igualmente “llamar a la Policía y decir que hay un problema con los niños sin más explicaciones, cuando lleguen estar preparados con el termómetro y les decís que el problema es las altas temperaturas y que por favor levante acta de ello”, explican desde EU en Castellón.

Este documento, prosiguen, “valdrá para todos los escritos pero alguien debe ser el pionero de hacerlo en su cole o instituto, y asegurarse de que se dejan varias copias del escrito de reclamación y del acta policial a disposición de los “papas y mamas” que no quieran que sus hijos sufran esta situación de riesgo”.

Cuando se presente el escrito, ha de dirigirse tanto a la dirección de centro educativo que se trate, como a la Conselleria de Educación, como a la inspección de trabajo. El mismo escrito sirve para los tres.

Fuente: http://www.eldiario.es/cv/Protestas-aulas-valencianas-calor_0_302020201.html

 

Deja tu comentario