Guanyem València añadirá “mujeres florero” como suplentes de relleno en sus listas para cumplir la ley de género

Según fuentes internas de la organización, las mujeres de Guanyem València han entrado en cólera y no es para menos, ya que la formación no ha llegado al número necesario de candidatas para cubrir la legislación actual en cuanto a paridad en la representación, tras abrir el proceso de inscripción a las primarias en plenas Fallas durante solo 6 días. Un período criticado por varios miembros de la organización antes de su aprobación, por la posibilidad de que la decisión estuviera enfocada a evitar la inclusión de personas que pudieran hacer sombra a determinadas candidaturas. El resultado es que el desastre se ha cebado con esta joven y pequeña formación política: la ausencia de mujeres.

http://guanyemvlc.org/candidatures-a-les-primaries/

En total, solo 13 mujeres se han presentado al proceso de primarias, lo que impediría que, contando con solo estas candidatas, Guanyem València pudiera concurrir a las elecciones de mayo, puesto que la ley actual exige que de la lista de 41 personas candidatas (contando suplencias), el 40% sean mujeres. Es más, la propia legislación interna de Guanyem València especifica que al menos el 50% de la candidatura esté integrada por mujeres, algo imposible de lograr sin recurrir a mujeres ajenas al proceso de primarias.

Ante esta eventualidad, la mayoría de mujeres ha planteado a la formación la posibilidad de abrir el plazo para intentar conseguir así más inscripciones femeninas que subsanen el error, pero según estas mismas fuentes, miembros de Guanyem próximos al candidato favorito a la alcaldía, Jordi Peris, se han cerrado en banda.

Iñaki PerezLa única solución que parece quedar entonces es considerada por muchas mujeres de la formación como humillante, llegando a calificarla como la búsqueda de “floreros de adorno”, ya que supone rellenar los últimos puestos de la lista en las suplencias con mujeres que solo servirían para aparentar que se cumple el criterio de paridad, sin posibilidad de gobierno alguna y sin haber pasado por el proceso de primarias.

Evidentemente, no todos los hombres de la organización apoyan esta medida. Manolo Colomer, que también presenta un perfil fuerte como candidato a la alcaldía, ha declarado: “Crec que seria penós mantenir les coses com están, Mireia te raó. Podriem donar aquesta setmana i que l’asamblea de diumentge legitimara les candidatures noves”. Del mismo modo lo han hecho otros candidatos masculinos, como Pau Vivas: “Absolutamente de acuerdo subscribo la petición”.

Todas las mujeres que han presentado candidatura y se han pronunciado sobre la cuestión, lo han hecho a favor de la apertura del plazo de inscripción, a excepción de la candidata Áurea Ortiz, quien ha declarado que, a pesar de estar totalmente de acuerdo sobre la necesidad de paridad y haber manifestado que el tema requiere una reflexión profunda, “no hay tiempo”. “Se ha presentado quien ha querido, fuera hombre o mujer, y ofreciendo con ello una imagen de seriedad y eficacia que hasta ahora no existía”, ha expresado.

El resto de mujeres de la organización ha declarado la medida como “ilegalidad flagrante”, “humillación” o “búsqueda de mujeres florero”, entre otros calificativos, y han entrado en revolución para que el Comité Electoral abra de nuevo hasta el domingo que viene el proceso de inscripción. Sin embargo, el Comité Electoral no ha buscado acelerar este proceso, al solicitar que la petición se haga de manera formal por escrito con recogida de firmas, lo que lo ralentizaría hasta tal punto que imposibilitaría la apertura del plazo a tiempo antes de la próxima asamblea general del domingo, en la que han de ratificarse oficialmente los candidatos a las primarias.

Otro dato que subraya la falta de participación femenina en Guanyem València, que concurrirá finalmente a las elecciones como Valencia En Comú, es que tan solo una mujer, la candidata Milena Leal, se presenta para ocupar la alcaldía, frente a 14 hombres que compiten por este cargo.

Sin duda, una cuestión de peso para una formación que dice hacer de la igualdad y la participación ciudadana su razón de ser.