El abandonado circuito de F1 produjo unos sobrecostes de 16,5 millones

El Gran Premio de Europa de Fórmula 1 celebrado en Valencia desde 2008 hasta 2012 el que tendría «coste cero», según anunció el expresidente Camps al conseguir el acuerdo con el dueño del negocio Bernie Ecclestone„ seguirá acompañando a los valencianos durante muchos años. Tal como ha contado Levante-EMV este domingo, el Consell abonará 7,5 millones al año desde 2016 hasta 2023 para cancelar el préstamo de 60 millones que se pidió para acometer aquellas obras.

141761-944-550Así consta en el reciente informe elaborado por la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), dependiente de la Conselleria de Infraestructuras. Pero el informe dice más cosas. Como que la construcción del circuito no escapó a la norma general y, como la mayoría de obras emblemáticas acometidas por el anterior Consell, acarreó importantes sobrecostes: 16,5 millones, que es la diferencia entre la adjudicación de 73,2 millones y la liquidación final de 89,7 millones, cita el informe. Esta inversión se suma además al canon por la celebración de la prueba que terminó asumiendo el Consell „en principio iba a 141756-915-550costearlo la empresa Valmor„ y que supuso un bocado de 97 millones más para las arcas públicas. Entre los 90 millones del circuito urbano se computa también medio millon de euros en gastos financieros que el Consell ha terminado de pagar este mes de julio; así como los 6,5 millones por los intereses que estuvo abonando la administración desde diciembre de 2008 hasta diciembre de 2012.

Con todo, el pago de los plazos del crédito de 60 millones hasta 2023 no es el único gasto que acompaña y va a seguir acompañando a los valencianos en los próximos años. Según el mismo informe de la nueva entidad pública EIGE, el Consell cifra en 600.000 euros el coste del servicio de vigilancia de los tinglados para preservar su conservación y un pequeño mantenimiento desde 2009 hasta 2015. Además, actualmente ese servicio de vigilancia asciende a 55.000 euros mensuales sin IVA.

13827136419096_997x0Se trata de la zona que supuso la tercera pata de las obras del circuito. Se construyeron instalaciones desmontables en los tinglados 4 y 5 y obras de paddock (un superficie de 74.700 metros cuadrados donde se instalaron patrocinadores, servicios técnicos, escuderías, camiones, recambios y suminstros), así como aparcamientos, helipuerto e instalaciones complementarias. Hubo gastos de estructura y arquitectura de los dos tinglados, adecuación de los lucernarios y la reparación de la cubierta. Toda esta intervención ascendió a 22,3 millones. Vigilar hoy ese espacio deshabitado cuesta 55.000 euros al mes.

Fuente: Levante

Deja tu comentario