El FMI exige más recortes en la economía española y subir el IVA

El FMI (Fondo Monetario Internacional) ha revisado sus previsiones para el crecimiento de la economía española para los ejercicios de 2016 y 2017, situándolas por encima de los demás países desarrollados.

El PIB crecerá, según un nuevo informe realizado por el FMI, un 3,1% durante 2016, medio punto más respecto al último informe de abril y junio, cuando las previsiones estaban cruzadas por la situación de “impasse” debido a la imposibilidad, después de dos elecciones, de formar gobierno. Una situación, sin embargo, que sigue aún sin resolverse. Para 2017, la proyección mundial del Fondo es del 2,2%.

o-guindos-lagarde-facebookLas previsiones del FMI quedan más próximas a las que ofreció el ministro de Economía en funciones, Luís de Guindos, cuando anunció que en 2016 superarían el 3%. Y cercanas también a las ofrecidas por el Banco de España (3,2%) o la CEOE (3,1%).

La entidad que dirige Christine Lagarde ha indicado también que la inflación en el Estado español será del -0,3% en 2016 y del 1% para el próximo ejercicio. A su vez, el Fondo ha señalado que sus previsiones para el desempleo se situan en un 19,4% para 2016 y con unas cifras cercanas al 18% para 2017.

Por otra parte, el FMI ha remarcado también que el Ejecutivo español deberá realizar nuevos y duros ajustes. El director adjunto del Departamento de Estudios del FMI, Gian Maria Milesi-Ferreti, ha anunciado que la deuda pública está próxima al 100% del PIB y el déficit presupuestario ha rebasado las metas que se habían fijado.

No obstante, esto no representa ya nada nuevo bajo el sol. En informes anteriores el FMI consideraba necesario aplicar nuevos ajustes en sanidad y educación, aumentar el IVA y dar mayor rentabilidad a la Reforma Laboral.

Pese a las elevadas previsiones económicas que ofrece el FMI, la realidad para el conjunto de la clase trabajadora y los sectores populares se encuentra lejos de ser tan promisoria como pretenden mostrar los datos macroeconómicos.

Sin ir más lejos, el número de personas desocupadas en las oficinas de empleo volvió a subir en 22.801 parados el pasado mes de septiembre, en gran parte debido a la finalización de la temporada estival, ligada en la mayor parte del Estado al turismo.

Pese a este incremento en el mes de septiembre, el total de personas en situación de desempleo sigue manteniéndose en los niveles más bajos de los últimos años, superando los 3.720.297 millones, tras cinco meses a la baja.

Sin embargo, esta reducción de los niveles de desempleo solo ha sido posible debido a la situación de precariedad extrema en la que están millones de trabajadores y trabajadoras, con contratos basura, temporales y bajos salarios. Una situación que en los próximos años no hará más que profundizarse, tal y como ya han señalado los “hombres de negro” del FMI y con un ajuste de miles de millones encima de la mesa para el próximo Gobierno que salga elegido.

Fuente: Laizquierdadiario

Deja tu comentario