La policía multa a una miembro PAH por llevar una pancarta en su coche para organizar una concentración, pero no tiene coche ni carnet

Ayer quedó visto para sentencia el juicio contra la sanción de 301 euros impuesta por la Delegación del Gobierno a Clelia Rodríguez, activista de PAH Valencia, y a Ernesto, activista del 15M, por asistir a una concentración no comunicada, donde fueron identificados por los agentes de la Policía Nacional, que posteriormente les atribuyeron el ser los organizadores de la protesta espontánea.

Esta concentración tuvo lugar el 11 de marzo de 2015 para denunciar la detención de un grupo de activistas antidesahucios de Madrid. que fueron detenidos de madrugada en sus casa semanas después de haber participado en la Junta Municipal de Moratalaz mostrando su oposición a las ejecuciones hipotecarias. La convocatoria se realizó a través las redes sociales desde Madrid en apoyo a detenidos madrileños, pero a pesar de ello la Delegación de Gobierno en Valencia acusa a ambos activistas valencianos la organización de la concentración no comunicada.

A Clelia Rodríguez le atribuye además haber llevado la pancarta de la manifestación y un megáfono en su coche, pero Celia Rodriguez ni tiene coche ni carnet de conducir. Ambos activistas, que pagaron la sanción inicialmente, más el resto de multados al desestimarse su recurso, denunciaron  a la Delegación de Gobierno.




enero 13, 2017