Alumnos de secundaria de un instituto denuncian a un policía por una charla sobre violencia de género

Ocurrió el pasado jueves 9 de febrero en el IES Alcalá de Henares de Madrid. Lo que pretendía ser una charla para concienciar a los más jóvenes sobre la lacra de la violencia de género para alumnos de 4º de la ESO (entre 15 y 16 años), devino en una disertación abiertamente machista en la que se menospreciaba la discriminación positiva y se restaba importancia a los asesinatos machistas, según han denunciado en una carta abierta los alumnos de dicho centro.

Según la misiva, la charla corría a cargo de varios miembros del Cuerpo Nacional de Policía que, ya desde un primer momento, inquirieron a los alumnos con preguntas del tipo: “¿está bien pegar a un hombre?, ¿y a una mujer?, ¿creéis que es igual de malo?”, para posteriormente exponer que “debería dejar de existir la ley que protege a la mujer y que la pena debería de ser la misma para cualquier persona no por pegar a una mujer debería de ser mayor”. Por último, y ante las quejas de una alumna de 16 años que alegaba la situación de desventaja social de las mujeres, uno de los intervinientes tuvo a bien responder: “Vaya la feminista que tanto sabe del tema, si tanto sabes cuéntalo tú”.

>A continuación transcribimos la carta íntegra que los alumnos han hecho pública:

. Menospreciar la discriminación positiva que favorece el empoderamiento de la mujer, con comentarios tales como “¿os parece justo que exista una ley que diga que la misma agresión conlleve más castigo si se realiza de un hombre a una mujer que de una mujer a un hombre?” o “Afortunadamente, ya se está estudiando eliminar esta ley [la de violencia de género] para que las condenas sean más justas”. También comentarios como “La ley de violencia de género, cuyo nombre no está bien puesto, ya que género tenemos todos”.

. Restar importancia a los asesinatos machistas alegando argumentos completamente posmachistas tales como “Ha habido 64 mujeres asesinadas este año, pero que sepáis que también ha habido 34 hombres asesinados por mujeres, el problema es que nadie sabe esto ya que los medios no se hacen eco de ello, puesto que no vende” o “Las mujeres también pueden pegar a los hombres, mi mujer mismamente me pegó una patada en la boca y esa noche no pude ni cenar…Además tenía que mantenerme con los brazos abajo ya que soy un policía y con que la pegase un empujón dejaría de ser policía”.

Asumir el papel inferior de la mujer en la sociedad: “Obviamente las leyes a favor de las mujeres existen ya que, aunque muchos se empeñen en decir lo contrario, las mujeres son más débiles que los hombres, puesto que en nuestra naturaleza está ser más fuertes, por mucho que una mujer pueda ser cinturón negro”.. Reírse de los casos de violencia de género que él ha presenciado comenzando a contar las historias de violencia física de género diciendo “Uy! Esta historia es buenísima”.

Además, creemos que debido a las vivencias personales de esta persona tiene un punto de vista muy imparcial acerca de la violencia de género y con comentarios machistas como estos puede hacer mucho daño a las vagas ideas feministas que puede haber entre los alumnos, una sola idea machista puede acabar con años de lucha feminista en la mente de alguien en edad de aprendizaje, por tanto, nos parece indignante que no se controle el contenido de las charlas que se imparten a a adolescentes en centros públicos.



Fuente:Público

febrero 13, 2017