El País Valenciano repite como la región peor financiada por habitante en 2015

Cada año, después de conocerse la liquidación definitiva de la financiación autonómica de las comunidades de régimen común, surge la misma duda: ¿cuál es la comunidad autónoma peor financiada? ¿Y la mejor? A finales de julio el Ministerio de Hacienda comunicó a las regiones la liquidación definitiva del ejercicio 2015, por lo que ya ha sido posible determinar el ránking por regiones, siempre establecido por habitante ajustado, de modo que se incorpora la densidad de población, geografía, etc., y también a competencias homogéneas. Cantabria fue la comunidad mejor financiada en 2015 superando a La Rioja, según los cálculos realizados por Ángel de la Fuente, director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea). Por el contrario, la región peor financiada volvió a ser la Comunidad Valenciana, con un 7,5% menos que la media nacional.

Un año más, las autonomías de poca extensión y baja densidad de poblaciónse situaron en la parte alta de la financiación regional, gracias a las transferencias del Fondo de Garantía y del Fondo de Suficiencia. La misión de estos dos Fondos es garantizar unos servicios públicos equitativos en todo el territorio, por lo que se centran en estas regiones en las que es más caro mantener el estado del bienestar por cuestiones demográficas y geográficas. Cantabria superó a La Rioja tras elevar su financiación en 2,1 puntos respecto a la media nacional. La Rioja, que perdió un punto, pasa a ser la segunda, con un 20,8% más que la media. La tercera es Extremadura, con un 14,4% más.

La región que más mejoró fue Canarias, al recibir 4,3 puntos más de financiación respecto a la media, como resultado del cambio en el tratamiento del Régimen Económico y Fiscal (REF) que tiene la comunidad. En los Presupuestos Generales del Estado se incluyó una disposición que permite a la región acceder al Fondo de Competitividad, lo que permitirá a la región elevar notablemente sus recursos en los próximos años.

La región peor financiada volvió a ser la Comunidad Valenciana, que recibió un 7,5% menos que la media, apenas tres décimas mejor que en la liquidación de 2014. El Gobierno valenciano lleva años reclamando una reforma de la financiación autonómica que mejore su situación para poder financiar todas las competencias transferidas.

Las comunidades mejor financiadas por habitante ajustado reciben en torno a un tercio más cada año, lo que significa un fuerte agravio comparativo contra Valencia. De ahí que también haya pedido la condonación de la deuda que ha acumulado con el Estado por tener una financiación inferior a la media. Murcia es la siguiente autonomía con peor resultado, ya que recibió en 2015 un 5% menos que el conjunto de regiones, sin cambios respecto al año anterior.

En cuanto a la eterna polémica entre la Comunidad de Madrid y Cataluña, la primera volvió a estar peor financiada que la media y a aportar más al conjunto de regiones, siempre por habitante ajustado. En concreto, la recaudación de Madrid fue casi un 33% superior a la media, mientras que la financiación de la región fue un 2% peor. Por el contrario, Cataluña recaudó un 7,9% más que la media y su saldo fue de un 1,8% peor que el conjunto de regiones. El saldo autonómico definitivo de 2015, conocido como las balanzas fiscales, no se conocerá hasta el año que viene (el próximo mes de septiembre se publicará el Informe de 2014).
Baleares fue la segunda región con mayor recaudación homogenea, debido al elevado nivel de renta de la comunidad. Sin embargo, al contrario que Cataluña o Madrid, su financiación efectiva sí es superior a la media, ya que se beneficia de condiciones especiales, como su insularidad. En 2015 fue la tercera región, por detrás de Canarias y Cantabria, que más mejoró su nivel de recursos. En concreto, aumentaron en 1,5 puntos sobre la media, hasta suponer un 8,4% más que el conjunto de autonomías.



agosto 7, 2017