El Estado Español es el país europeo con la mayor caída del poder adquisitivo de los trabajadores

La tendencia del salario por hora en España de los últimos trimestres ha ido a la baja, como consecuencia del estancamiento de los sueldos y de la baja calidad del empleo que se está creando.

La tendencia del salario por hora en España de los últimos trimestres ha ido a la baja, como consecuencia del estancamiento de los sueldos y de la baja calidad del empleo que se está creando.

La inflación media del primer trimestre se situó en el entorno del 2,7% mientras los salarios estuvieron congelados.

Cuando los trabajadores escuchan que España encabeza la recuperación económica de la eurozona, es normal que en muchos casos se indignen. Si el país es líder en crecimiento del PIB, ¿por qué no lo notan en sus nóminas a fin de mes? Los datos de Eurostat les dan la razón a todos ellos, ya que los salarios en España suman un año congelados en plena recuperación y en medio de un repunte de la inflación. Los últimos datos disponibles se corresponden con el primer trimestre del año y, en ese periodo, la evolución del salario por hora fue exactamente del 0%: sueldos completamente estancados. Si se incluye además el efecto de pérdida de poder adquisitivo provocado por el avance de la inflación, el resultado es que España es el país de la UE con mayor pérdida de poder adquisitivo.

En el resto del continente sí se ha producido una mejora de la retribución a los trabajadores, con revisiones que en la mayor parte de los casos superaron la inflación. En la eurozona, el salario por hora aumentó un 1,6%, y en el conjunto de la Unión Europea, un 2,1%. Estos datos recogen el salario neto de impuestos y ajustado de calendario y estacionalidad para evitar las desviaciones para que sean comparables entre regiones y en el tiempo. Incluyen en el cálculo pagas extra y retribuciones en especie. De hecho, la tendencia del salario por hora en España de los últimos trimestres ha ido a la baja, como consecuencia del estancamiento de los sueldos y de la baja calidad del empleo que se está creando.

Las mayores subidas salariales se han producido en los países del este del continente, que son también quienes presentan las tasas de crecimiento del PIB más elevadas. En Letonia la retribución por hora trabajada creció un 8,6%, en Estonia un 5,4% y en Eslovaquia un 3,4%. Pero en los países del entorno de España también las subidas salariales han sido superiores. Por ejemplo, en Italia avanzaron un 0,7%; en Irlanda un 1,1%; en Alemania y Portugal un 1,8%,y en Francia, un 2%.


septiembre 17, 2017