Un estudiante premiado como excelente enmudece a autoridades y políticos : “Menos excelencia y más equidad educativa”

En el salón de actos aguardaban un buen número de estudiantes entre los cuales se encontraba el joven de 19 años Francisco Tomás y Valiente, cuyo nombre y apellidos a buen seguro les resultará familiar pues se trata del nieto del reconocido jurista y académico asesinado por ETA en 1996. Entre los asistentes, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido y el consejero de Educación, Rafael Van Grieken. Aquí puedes escuchar el audio del discurso en cuestión:

Tomás y Valiente, procedente del IES Ramiro de Maeztu, no se arredró ante la presencia de las autoridades. Este brillante alumno de Filosofía y Políticas, elegido para dar el discurso de entrega de premios, cargó contra las deficiencias del sistema educativo madrileño con un contundente alegato: “Menos excelencia y más equidad educativa”.



Una ovación resonó en el auditorio cuando añadió: “La calidad educativa no puede reducirse a la excelencia académica. La calidad educativa comporta otro elemento esencial, más allá de la excelencia académica, la equidad”. Una idea que quiso desarrollar desde su tribuna y que puso en evidencia a las autoridades madrileñas presentes: “Sería injusto no recordar que no solo son excelentes aquellos que obtienen óptimos resultados, sino muy especialmente, quienes consiguen progresar desde circunstancias menos ventajosas, en ocasiones, con problemas familiares, aprietos económicos o dificultadas de aprendizaje. No podemos permitir que el olvido de nuestra suerte presida esta celebración”.

Sin duda las palabras hicieron mella en los presentes, hasta el punto de que Ángel Garrido, durante su intervención posterior, quiso hacer referencia a las declaraciones del alumno haciendo hincapié a la convocatoria de las nuevas becas de excelencia de la Comunidad de Madrid “para facilitar ese camino y también en esa búsqueda de la equidad”.

La nueva convocatoria de becas universitaria para los mejores alumnos se aprobará este próximo martes en el Consejo de Gobierno. De cara al curso 2018-19, la Comunidad de Madrid congela la partida de los 6’7 millones de euros que ya destinó el año pasado. Con ese presupuesto se ayudará a 3.215 estudiantes, un total de 2.090 irán dirigidas a estudiantes ya matriculados en enseñanzas universitarias o artísticas superiores, mientras que otras 1.125 serán para alumnos de nuevo ingreso en la universidad o en enseñanzas artísticas superiores de la Comunidad.