El terrorismo vinculado a la extrema derecha va en aumento en Europa y EEUU

La extrema derecha no solo está calando, cual gota malaya, en muchos Parlamentos europeos sino que el ideario que alimenta induce a acciones terroristas cada vez más mortíferas. Una tendencia que ha puesto sobre la mesa el Institute for Economics and Peace (IEP) en el informe anual sobre el Índice de Terrorismo Global.

La amenaza del terrorismo vinculado a la extrema derecha política va en aumento en Europa occidental y EEUU con las plataformas online como principal amplificador de los mensajes. La islamofobia y la xenofobia son denominadores comunes en medio centenar de organizaciones ‘ultras’ analizadas en todo el mundo, según el trabajo hecho público por la organización australiana.

El exhaustivo estudio, con datos trabajados por la Universidad de Maryland, refleja que, en el quinquenio entre 2013-2017, 66 personas murieron por acciones de la extrema derecha en EEUU y Europa occidental. El grueso de 17 fallecimientos se concentraron en el 2017.

El perfil del atacante es el de lobo solitario nacionalista de extrema derecha con un fuerte ideario antimusulmán.

Una docena de ataques en el Reino Unido, seis en Suecia, dos en Grecia y dos en Francia. Este es el goteo en Europa occidental. En EEUU, se produjeron 66 ataques de estas características en el 2017 con un total de 16 muertes.

Radicalización online

“Recientes acontecimientos han disparado el temor de un futuro terrorismo de extrema derecha”, concluye el trabajo, que cita el ataque del antisemita Robert Bowers en una sinagoga de Pittsburg (Pennsylvania) el pasado octubre con un total de 11 personas muertas. En este caso, el asaltante no tenía antecedentes criminales pero su perfil online evidenció una progresiva radicalización antisemita.

Además, recorre los principales actos de la década: desde el ataque del noruego Anders Breivik  en el campamento de Utoya en el 2011, con 77 víctimas mortales, pasando por el ataque a una mezquita en la ciudad canadiense de Quebec en el 2017 (con seis muertos).

Baja  el terrorismo en Europa

También hay lugar para las buenas noticias en el índice de Terrorismo Global referente al año 2017. El número de fallecidos por ataques terroristas en el mundo descendió un 27% en el año 2017 con respecto al 2016. Y va a la baja por tercer año consecutivo, tras su punto más álgido en el año 2014.

En Europa occidental, las víctimas mortales fruto de actos terroristas ha bajado sustancialmente, pasando de 168 en el 2016 a 81 en el 2017. “Las cifras preliminares para el año 2018 sugieren que esta tendencia va a continuar, con menos de diez muertos registrados en Europa occidental entre enero y octubre”, añade el estudio.