Agresión policial a estudiantes de Castellón.

Durante la jornada del 10 de septiembre, un grupo de estudiantes de la Universidad Jaume I, simpatizantes del movimiento estudiantil y de la Coordinadora Repartim el Treball i la Riquesa, fueron agredidos y retenidos ilegalmente por las fuerzas represoras del estado. El motivo: ejercer su derecho constitucional a la libertad de expresión. Uno de ellos, militante de los movimientos sociales, fue finalmente detenido y puesto a disposición judicial. Esta misma mañana ha prestado declaración en los Juzgados de Castellón.


Tal y como denuncian los estudiantes agredidos través de un escrito de reclamación registrado en Subdelegación de Gobierno, se encontraban pacíficamente en una concentración cuando “el Cuerpo Nacional de Policía y otras supuestas autoridades sin identificar, sin causa alguna agredieron de forma sistemática y brutal a todas las personas participantes”. Así, continúa la denuncia “en ningún momento se identificaron como miembros de los cuerpos de seguridad como marca la ley” ni tampoco se comunicó cuál era el motivo de las “retenciones, agresiones y situación de vulneración” de los derechos fundamentales.

Los estudiantes y participantes en la concentración fueron por tanto “violentados por la Policía Nacional y otros” mientras se manifestaban pacíficamente. Además, posteriormente, recibieron “documentación incompleta y errónea” que no especifica los “motivos, lugar, fecha, etc. de la retención”. Cabe destacar que “todo eso a posteriori, cuando la acción violenta ya había sido ejecutada”. Por último, consta en la denuncia que “varios compañeros y compañeras fueron atendidos en centros de salud por golpes y violencia”.

En aras de lo ocurrido en la tarde de ayer, los denunciantes, exigen que se investiguen estos hechos por vulnerar derechos fundamentales, que se abra a un proceso sobre la desproporcionada actuación policial, que se depuren las responsabilidades pertinentes y que se archiven las causas abiertas, causas “que en ningún momento han sido legales” y, por supuesto, que se libere inmediatamente al joven detenido.

Deja tu comentario