Wert dice que a los “pobres” hay que exigirles que estudien más para recibir una beca

wert bocazas

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, aseguró este martes en el Pleno del Senado que el número de estudiantes con beca se ha reducido “sólo” un 5% tras el decreto que en 2012 elevó los requisitos académicos para acceder a las ayudas al estudio, de manera que han sido 18.840 becarios menos este curso, 11.496 de los cuales están en la Universidad.

Así lo explicó en respuesta a los socialistas Emilio Álvarez Villazán y Francisco José Álvarez de la Chica. Estos dos senadores socialistas denunciaron recortes en el presupuesto para ayudas al estudio y se refirieron a 35.000 estudiantes universitarios que, según algunas fuentes, habrían perdido la beca este curso.

El ministro asegurço que la cifra, aún sin consolidar y a falta de los datos de Catalunya, es “claramente inferior” y si bien el ministro no proporcionó el dato de becas concedidas, ha incidido en que “no se ha reducido ni muchísimo menos en la proporción” que los senadores estaban señalando.

Asimismo, señaló que “más de la mitad” de esa “pequeña reducción” del número de becarios se ha producido en Andalucía, donde se conceden el 30% de las becas de todo el país y donde, según el ministro, “ha tenido más impacto la exigencia de un rendimiento académico tan moderado” para acceder a las ayudas al estudio.

“No se puede sostener que el requisito máximo, una nota de 6,5, sea un resultado de excelencia”

“Si hubiésemos aplicado los resultados académicos del curso anterior, el resultado (la reducción) habría sido mayor, lo que quiere decir que el sistema de exigencia funciona, que los estudiantes se esfuerzan más y consiguen mejores resultados”, dijo Wert.

En cuanto al presupuesto, Wert afirmó que “la partida de becas generales al estudio es la única del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que no ha experimentado ninguna disminución en el curso de los dos últimos presupuestos”. De hecho, en una respuesta posterior al senador también socialista Vicente Areces, afirmó que “cuando estén liquidados (los presupuestos) ningún gobierno habrá dedicado más recursos a becas que este”.

Justificaciones

Los tres senadores socialistas acusaron además al ministro de estar impulsando un sistema que perjudica a las personas con menos recursos “fomentando la excelencia en lugar de la compensación social” y convirtiendo el derecho en una competición, en palabras de Álvarez Villazán. Wert negó ambos extremos y ha defendido los requisitos académicos en términos de corresponencia del becado con el esfuerzo de la sociedad para financiar sus estudios.

Además, dijo que “en ningún caso se puede hablar de concurrencia competitiva. Variará la cuantía y lo hará en función del rendimiento académico pero no en función de la renta, sino de la consecución de un resultado académico mínimo”, e incidió en que “no se puede sostener que el requisito máximo, una nota de 6,5, sea un resultado de excelencia”.

En esta línea, Wert señaló que “esto no es una cuestión de ricos y pobres” sino de que “para aprobar se les exige lo mismo” pero para recibir una beca por estudiar “se les exige, lisa y llanamente que estudien” y que consigan niveles académicos “moderados” que van desde un 5 o 5,5 de nota media hasta “un máximo de 6,5”.

“A los becarios es completamente lícito reclamarles un rendimiento que esté no en niveles de excelencia, sino acorde a la importancia del esfuerzo que la sociedad realiza en ellos y si usted consider que no es una postura razonable argumenten por qué no se puede pedir un nivel de aprobado”, ha dicho al senador Areces.

Fuente: Público

Un comentario

  1. Noelia dice:

    Me parece una completa vergüenza.

    He pedido una beca de bolsa de estudios para ir a Canadá este verano ofrecida por la Xunta de Galicia. Mi nota media era de 9,4 y no me fue concedida.

    Venga ya, esto es de risa. La gente que estudia (me considero una de ellas), no tenemos medios para poder estudiar mientras que hay gente “rascándose los huevos a dos manos” (y sin perdón) con becas de gran cuantía.
    Es evidente que aquí no prevalece la nota, prevalece el dinero. Y es indiferente si un “muerto de hambre” no puede estudiar, porque si el rico tiene un 5 de media puede estudiar de la misma forma: sin beca o con ella (aunque parezca increíble que en los mundos de hoy se le concedan becas a estas personas, pero sí).

    ¿Qué decir…? ¿Humanidad? ¿Qué es eso?

    Quid faciant leges, ubi sola pecūnia regnat?

Deja tu comentario