Joan Ribó celebrará referendos sobre los problemas de Valencia

Los nombres no están todavía encima de la mesa pero los tres partidos que conformarán el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valencia, Compromís, PSPV y València en Comú, llegaron ayer a un acuerdo definitivo sobre el reparto de las áreas principales. Habrá dos tenencias de alcaldía: la primera, de desarrollo económico, para los socialistas y la segunda, de participación, en manos de València en Comú, la marca blanca de Podemos. Su portavoz, Jordi Peris, dio ayer un mínimo pero significativo avance de las medidas que se articularán desde su área de influencia. Y es que aseguró que está previsto desarrollar mecanismos para realizar referéndum sobre aspectos concretos de la ciudad. Es decir, que a lo largo de la legislatura se podrán celebrar consultas ciudadanas sobre algunas cuestiones significativas para Valencia. «Es importante que desarrollemos política desde la participación y no limitarnos a unas elecciones cada cuatro años. Creo que podremos aportar una perspectiva diferente en este sentido desde València en Comú», dijo ayer tras finalizar una nueva ronda de negociaciones para conformar el equipo de Gobierno de Joan Ribó.

El reparto de las ocho áreas restantes será el siguiente: Desarrollo urbano y vivienda (PSPV); Gobierno interior (Compromís); Medio Ambiente y cambio climático (Compromís); Desarrollo humano (Compromís); Protección ciudadana (PSPV); Cultura (Compromís); Movilidad (Compromís) y Juventud, Educación y Deportes (València en Comú). Los responsables de estas 10 áreas serán los ediles que conformen la junta de Gobierno, unas reuniones que podrán celebrarse cualquier día de la semana.

El otro gran asunto tratado fue el de los asuntos importantes (cuestiones que susciten controversia o que sean de tal envergadura que afecten a diferentes áreas). En este caso, se decidió que los tres socios de Gobierno pacten las soluciones. «No será un ámbito del alcalde o de un área sino que habrá que hablarlo y tomar decisiones conjuntas», explicó Ribó a última hora de la tarde. El alcalde, además, explicó que las reuniones seguirán en los próximos días y desconfió de que la primera junta de Gobierno pueda celebrarse mañana.

Por su parte, Joan Calabuig, portavoz de los socialistas, se felicitó de los avances conseguidos tras la reunión de ayer, en la que se fraguó la estructura básica del nuevo gobierno municipal.

A partir de ahora, las negociaciones deben centrarse en el reparto de estas grandes áreas, ya que por debajo deben estar sustentadas por concejales de los tres partidos del gobierno.

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/06/18/55828319ca4741dc7b8b4577.html

Deja tu comentario