Denunciado un periodista de “Público” por escribir en contra de la sentencia del montaje del Cristo de Instagram

La Fiscalía de Jaén ha presentado una denuncia contra el periodista y escritor gallego Aníbal Malvar como presunto autor de un delito de injurias graves a la magistrada Valle Elena Gómez, titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén.


Es la juez que dictó sentencia en el caso del Despojado, que tuvo repercusión nacional e internacional: condenó al joven Daniel Serrano por un delito contra los sentimientos religiosos por hacer un fotomontaje en el que mezclaba la imagen del Cristo de la Cofradía de la Amargura y su propia cara. El acusado admitió su culpabilidad en el juicio, celebrado el pasado 8 de febrero.

El periodista ahora denunciado por la Fiscalía de Jaén realizó un artículo de opinión sobre este caso, que fue publicado por el diario digital “Público” en su edición del 10 de febrero. En él, entre otras frases, decía: “Algunos jueces y católicos de España son, y han sido siempre, una banda de hijos de puta. Unos mafiosos. Pistoleros contra el humor, la belleza y la inteligencia. Y ahora los jueces, un mierda de juez de Jaén, un tipo o tipa que debería estar pintando palotes en un cuaderno infantil, un fascista asqueroso, un gilipollas, un castrato intelectual, una cagada de persona, una excrecencia ética, un esputo en la frente de la evolución humana (…)”.


La Fiscalía de Jaén tuvo conocimiento de esta publicación digital y decidió denunciar de oficio por si fuera constitutiva de un delito de injurias graves contra la autoridad judicial. Fue enviada al Decanato para su reparto entre los Juzgados de Instrucción de Jaén. El magistrado Fernando Moral, del número 1, ya investiga los hechos, según confirman las fuentes consultadas. De momento, no ha trascendido que haya llamado a declarar al autor del artículo.

La magistrada Valle Elena Gómez prefiere no pronunciarse sobre el proceso judicial en marcha. Lo que sí ha trascendido es que la magistrada pidió amparo al presidente de la Audiencia Provincial de Jaén, Rafael Morales, y a la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que la respaldaron en todo momento. No obstante, la juez no ha presentado la denuncia, sino que ha sido la Fiscalía de oficio. “Mostramos todo nuestro apoyo a la juez del Penal número 1 porque supone un ataque injustificado hacia su persona y a toda la profesión de la Judicatura. Desde luego, pensamos que este tipo de comportamientos no pueden quedar impunes”, asegura Rafael Morales.


Fuente: El diario de Jaén