El programa económico de Vox: bajar los sueldos y restringir el derecho a huelga

VOX presentó su programa político en el que expone sus promesas económicas. Un programa que pretende dar un vuelco total al sistema laboral, fiscal y de protección social que existe en España desde hace 40 años. Entre las medidas más sorprendentes está la defensa de los trabajadores que tienen la “opción de renunciar” a los convenios colectivos.


Este programa económico se llama “Bienestar para todos”. En él, el partido de Santiago Abascal incluye una serie de propuestas “para reducir el gasto innecesario con el fin de recuperar la clase media trabajadora”. Se trata de un documento de 76 páginas en el que se aboga por “un mercado laboral inclusivo y creador de empleo”.

El partido de extrema derecha argumenta que “la negociación colectiva es un derecho de los trabajadores, pero también debe serlo la posibilidad de que los trabajadores celebren contratos de trabajo individuales con sus empleadores sin verse influidos por lo que se acuerde en otros ámbitos de negociación”.


Esta es una de las ideas más provocadoras del programa, ya que se refiere al supuesto derecho de los trabajadores a poder decidir o aceptar un contrato con un salario inferior al del convenio colectivo. Esta idea se argumenta de la siguiente manera: “De la misma manera que las empresas deberían poder excluirse de los convenios de ámbito superior, los trabajadores individuales deberían poder excluirse de cualquier convenio y acordar con su empleador sus condiciones salariales y laborales”.

En estas líneas presentadas oficialmente por el partido de Abascal horas antes del inicio de la campaña electoral, se defiende y alaba la reforma laboral del PP porque, dicen, “ha desencadenado un vigoroso crecimiento del empleo y un descenso del paro”. Además, en las mismas líneas, se reprocha al Gobierno de Pedro Sánchez que haya cambiado “muchas de las medidas reformistas puestas en marcha en 2012-13”, y que haya puesto en marcha “una desastrosa contrarreforma”.

Entre las propuestas lanzadas hay algunas destinadas a combatir el desempleo. Afirman que los costes de las indemnizaciones por despido en España son elevados, “entre los más altos de la OCDE”. Además, consideran que el sistema de protección por desempleo es dudoso, porque dicen que “prolonga artificialmente la duración del desempleo, ya que no genera incentivos para buscar activamente trabajo”.

En este sentido, VOX propone “fomentar la contratación de jóvenes menores de 24 años y de aquellos que buscan su primer empleo, permitiendo un salario de inserción y creando un sistema libre de cargas sociales”. Otra iniciativa es la de “unificar la indemnización por despido de todos los contratos indefinidos”, para lo cual “se reducirán los costes no salariales mediante la reducción progresiva de las cotizaciones a la seguridad social hasta la media de la UE”.

Además, la formación ultraderechista también propone la modificación de la ley de huelga para modernizarla, ya que, argumentan, “el actual régimen jurídico ha demostrado su inadecuación para que el ejercicio de este derecho colectivo se realice sin perjudicar los derechos y libertades del resto de ciudadanos”.