El movimiento feminista sale a la calle contra la prostitución y acusa a la Generalitat de no tomar medidas

Representantes del Front Abolicionista PV han protestado en València para denunciar el aumento de la prostitución y la proliferación de burdeles en los barrios, una situación ante la que consideran que la Generalitat no toma medidas para una abolición real al no considerarla una forma de violencia sexual.

«No estamos avanzando en igualdad, estamos retrocediendo. La opinión pública cree que sí, pero se le engaña: estamos hablando de un engaño», ha advertido Puri Nieto como portavoz de esta plataforma feminista. Este viernes se conmemora el Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños.


La concentración, en la calle San Vicente Mártir de València, ha contado con una decena de integrantes de la organización ataviadas con paraguas morados, con el objetivo de rechazar que ciudades como esta se convierten en un «paraíso para los proxenetas» sin que las administraciones hagan nada para evitarlo.

Tras mostrar su hartazgo porque tanto el Ayuntamiento como la Generalitat «solo hablen pero no actúen», la portavoz ha lamentado la «triste realidad» de que la primera estrategia autonómica contra «casi todas la violencias sexuales» haya dejado fuera a la pornografía y la prostitución», algo que incumple el compromiso del pasado octubre de la comisión de Igualdad de Les Corts.

Todo ello cuando «desde hace años está demostrado que la prostitución no es un trabajo, sino una actividad dañina para las mujeres». «No hay una igualdad real y efectiva si las leyes solo prometen pero no erradican la prostitución», ha avisado, insistiendo en que está pensada para la dominación sexual y que si no se considera como tal no se generan recursos para las mujeres damnificadas.



«¿CUÁNTAS ASESINADAS MÁS NECESITAMOS?»
Se ha preguntado si «a nadie le remueve la conciencia» el caso de José Ignacio Palma –condenado a 159 años y 11 meses de prisión por los crímenes de Marta Calvo, Arliene Ramos y Lady Marcela Vargas– porque, a su juicio, demuestra que la integridad física de las mujeres prostituidas «siempre está en peligro desde el primer contacto sexual impuesto». «¿Cuántas más asesinadas necesitamos?», ha reivindicado.

Es más, ha advertido que se detecta una bajada de edad tanto de los puteros como de las víctimas y que no hay una educación real sobre las relaciones sexuales en las aulas. «Si la pornografía es la escuela, mal vamos», ha alertado antes de hacerse eco de los datos del Ministerio de Interior que reflejan un aumento de las agresiones sexuales cometidas por menores, «una señal muy clara de alarma».

A nivel nacional, respecto a los anteproyectos de ley contra la trata impulsados por los ministerios de Justicia e Igualdad, la representante del Front ha hecho hincapié en que la trata forma parte del sistema de prostitución y que si no se tiene eso en cuenta seguirá siendo «una vergüenza para un modelo democrático».


En clave autonómica ha rechazado que la Conselleria de Sanidad «da la espalda» a la de Justicia cuando, en su opinión, debería ser un apoyo directo para asistir a las mujeres prostituidas. También ha apuntado a la Conselleria de Igualdad para afirmar que «cuando falla la estrategia valenciana contra las violencias sexuales, falla todo lo demás».

Y a escala local, la portavoz ha afeado al Ayuntamiento que aprobara una ordenanza abolicionista «y no la aplique», así como que a pesar de tener un listado de pisos y locales donde se prostituye y «pase olímpicamente». Además, ha criticado que el alcalde, Joan Ribó, no haya aceptado según ellas su petición de reunión: «No cabemos en su agenda, ya no sabemos a qué puerta llamar y que nos abran».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario